Sequía en Andalucía Doñana agoniza de anemia

Gerardo Pérez | Presidente de Faconauto

"Es sangrante que en Andalucía se vendan los mismos coches nuevos que de más de 10 años"

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto

Gerardo Pérez (Burgos, 1970) es desde 2017 presidente de Faconauto, la patronal de los concesionarios oficiales de las marcas automovilísticas. Y es, también, propietario de Japemasa, que distribuye las enseñas de Renault, Ford, Kia, Mazda y Mitsubishi en las provincias de Jaén y Granada. Buen conocedor del mercado automovilístico andaluz, Pérez aborda las cuestiones candentes de un sector que supone el 2,8% del PIB regional, factura 5.000 millones de euros y emplea a 15.427 personas a cierre de 2021

-¿En qué momento se encuentra el sector ahora mismo en la región?

Andalucía está atravesando las mismas dificultades que el resto de España, con una caída de las ventas de más del 35% respecto a 2019 y caemos también respecto al año pasado, un descenso mínimo. Esto está Determinado por varios factores, como la pandemia, el más importante; la crisis logística; la crisis de semiconductores, que hace que no tengamos producto suficiente para abastecer a la demanda, y la transición energética hacia motores eléctricos.

-¿Ha tenido esta evolución repercusión en la facturación y el empleo?

El empleo prácticamente se ha mantenido en Andalucía. Se han perdido unos 400, una cantidad muy pequeña para la crisis que estamos atravesando. Dimos la consigna de mantener el empleo, porque son puestos con una alta cualificación y no podemos prescindir de nuestra principal ventaja competitiva. No sabemos por cuánto tiempo vamos a seguir con esa consigna Necesitamos un mercado más pujante para mantener el empleo. La bajada de la facturación es del 20%, menor que la de las ventas porque, aunque se venden menos coches, el importe es más caro.

-¿Cuál es la actitud del cliente ahora cuando acude al concesionario y en un momento de transición hacia el coche no contaminante?

-Hay una gran confusión sobre qué coche comprar. Hay que saber distinguir dos momentos: en 2035 se prohíbe vender vehículos de combustión pero no seguir utilizándolos. El que hoy compre un vehículo de combustión debe tener claro que hasta 2050, es decir, durante 28 años, va a poder utilizarlo. Ningún andaluz debería dejar de comprar un coche de combustión por miedo. Si eliminamos esa incertidumbre de la mente del comprador estamos seguros de que el mercado repuntará.

"Ningún andaluz debe dejar de comprar un coche de combustión por miedo"

-Dice que el sector vive una crisis de oferta, ¿cuándo acabará y cuál es el plazo en el que se reciben los pedidos ahora?

-Pensamos que en el segundo semestre está situación puede remitir. Estamos dando plazos de entrega entre cuatro y seis meses. El que quiera comprar un coche lo tiene que hacer ya para poder tenerlo durante 2022. Creemos que es una crisis pasajera pero está afectando de una manera importante a las ventas en nuestro país.

-¿Qué reclaman a las administraciones para que el sector se pueda sostener?

-A la Junta de Andalucía le pedimos que, igual que han hecho otras comunidades autónomas como País vasco y Cantabria, dé incentivos al que quiera achatarrar su coche viejo y comprar un vehículo nuevo de combustión. A nivel nacional, de eso no hay nada. 

-Imagino que esa es una de las particularidades del mercado andaluz. Aquí el parque automovilístico es más viejo.

-Es un poco más antiguo que el resto de España, pero lo más sangrante es que se venden todos los meses los mismos coches nuevos que vehículos con más de 10 años. Lo que estamos haciendo es perpetuar un parque antiguo, que es más contaminante y más inseguro.  15 coches nuevos contaminan lo mismo que un coche antiguo. 

-Usted habla de que para impulsar el vehículo eléctrico hacen falta en Andalucía 48.000 cargadores y ahora solo hay 1.000. Es una cantidad muy grande. ¿Quién debe asumirla?

-Es responsabilidad de las administraciones, que son las que están forzando la transición al vehículo eléctrico. Si usted quiere forzar una transición, para nosotros demasiado acelerada, van a tener que ayudar a las empresas privadas a que provean infraestructuras de recarga, y ahí estamos a años luz de lo que necesitamos. Ahora se venden un 5,5% de coches no contaminantes y un 2,8% de eléctricos puros. Los objetivos no se van a cumplir. Si hoy tenemos 70.000 coches eléctricos y hay 27 millones de coches necesitamos vender en los próximos años un millón de coches eléctricos cada año. Y estamos vendiendo de 25.000 a 30.000.

"Para cumplir objetivos hay que vender un millón de eléctricos al año y ahora solo vendemos 25.000"

-Hay marcas que quieren convertir a los concesionarios en meros agentes comerciales.

-Eso amenaza el empleo. Ahora hay 35.000 empleos (3.200 en Andalucía) que están pendientes de la decisión de un solo fabricante, Stellantis (Fiat, Peugeot y Opel, entre otras). Quieren prescindir de una parte de su red sin que eso le suponga ningún coste. Y un fabricante no puede cancelar contratos y arruinar a un montón de empresarios sin que eso tenga repercusión económica para ellos. Hemos impulsado una enmienda en el Congreso que esperamos que apoyen todos los partidos.

-¿En qué consiste?

-Obliga al abono del 5% del margen medio para rescindir el contrato, a pagar las inversiones no amortizadas, y las indemnizaciones del personal. El personal no puede quedarse en el Fogasa cobrando dos años después porque el empresario se ha arruinado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios