CONCIERTO Cortes de tráfico y desvíos en Sevilla por el concierto de AC/DC

MOVILIDAD Los taxis en Sevilla, colapsados por el concierto de AC/DC

Economía

La sequía ha destruido al menos 30.000 empleos en Andalucía, según BBVA

Presentación del informe 'Situación Andalucía', que analiza la evolución y perspectivas de la economía andaluza' / Juan Carlos Vázquez

La sequía ha destruido en Andalucía entre 30.000 y 35.000 empleos desde 2021, según se desprende de las conclusiones del informe Situación Andalucía que elabora BBVA Research, el servicio de estudios del banco, y correspondiente al primer semestre de 2023. El impacto económico de la sequía se cifra un punto menos de Producto Interior Bruto (PIB) en los últimos dos años.  

Durante la presentación del informe, Francisco Javier Jerez, director de la Territorial Sur de BBVA (que incluye además de a Andalucía a Extremadura y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla), enfatizó que la economía andaluza ha demostrado “mayor resistencia de la esperada”, gracias al impulso del consumo y de las exportaciones”. 

Fuente: BBVA Research Fuente: BBVA Research

Fuente: BBVA Research / Departamento de Infografía

El economista jefe de BBVA Research para España, Miguel Cardoso, precisó durante la presentación de esta edición del informe que ese empleo destruido asume que no se puede recuperar, y que dificultará por ello alcanzar el nivel de empleo previo a la pandemia. 

A preguntas de este periódico, además, precisó que la sequía es el factor fundamental que explica que Andalucía haya perdido convergencia respecto a España durante el pasado año 2022. “En ausencia de la sequía, el crecimiento económico de Andalucía habría estado por encima del de España”, sostuvo Cardoso. De hecho, el servicio de estudios de BBVA confirmó que el crecimiento de la región el año pasado alcanzó el 5,1%, “lo que demuestra una resistencia mayor de la esperada”. 

El informe de BBVA Research estima que el crecimiento de Andalucía en 2023 alcance el 1,3% del PIB –tres décimas por debajo de la media que el banco predice para el conjunto de España (1,6%)–. Con ese crecimiento, Andalucía recuperaría los niveles de PIB que tenía antes de que se declarase la pandemia. 

Para el año 2024, el servicio de estudios del banco prevé que el aumento de la actividad se acelerará hasta el 2,4%, y a lo largo de ese año se prevé que pueda recuperar el PIB per cápita. 

De cumplirse estas previsiones, Andalucía podría crear 107.000 nuevos puestos de trabajo entre este año y el próximo 2024. 

Cardoso también remarcó que, en 2022, la tasa de paro se situó en el 18,6%, así como que la recuperación del empleo la lideraron el área urbana de Sevilla y el dinamismo de la Costa del Sol, que contribuyeron a la generación de puestos de trabajo en el sector de la construcción, el comercio y la hostelería, además de los servicios públicos.  

Fuente: BBVA Research Fuente: BBVA Research

Fuente: BBVA Research

La cara negativa del empleo la mostró el sector agroalimentario, principalmente como se ha dicho por el impacto de la sequía, pero también por el aumento en los costes de producción, de combustible y de energía. "Las áreas no urbanas o que no tienen una exposición importante al sector turístico” son las que más han sufrido, según los datos de BBVA. 

Riesgos persistentes 

La sequía no es el único riesgo que está lastrando el crecimiento económico de Andalucía,   

la inflación, la incertidumbre y el menor dinamismo del mercado laboral a finales del año pasado habrían desacelerado el avance del consumo a nivel nacional. Sin embargo, en Andalucía el crecimiento del gasto con tarjetas BBVA o en TPV BBVA continuó aumentando en el cuarto trimestre de 2022 y se ha acelerado en los tres primeros meses de 2023.  

Tan sólo los gastos ligados al turismo y al ocio evidencian una mayor desaceleración en los dos últimos trimestres del año pasado. En cambio, la recuperación en el primer trimestre de 2023 es generalizada.   

Semana Santa excepcional  

Andalucía ha vivido además una Semana Santa excepcional en cuanto a actividad económica. Miguel Cardoso destacó que el gasto con tarjeta de los clientes de BBVA en Andalucía volvió a aumentar y se situó cerca de un 80% por encima de los niveles prepandemia, gracias al empuje de los andaluces residentes en provincias distintas de la del gasto (28,8%) y a los madrileños (27,1%). En concreto, Huelva, Jaén y Cádiz fueron las provincias en las que más se incrementó el gasto respecto a 2019.  

La incertidumbre y la subida de los tipos de interés provocaron una corrección en las transacciones de vivienda en el cuatro trimestre del 2022. En todo caso, en el conjunto del año, las transacciones llevadas a cabo por extranjeros aumentaron un 26,5% hasta representar cerca del 20% del total de las compraventas llevadas a cabo en Andalucía. 

De cara a este año y el próximo, BBVA Research prevé una desaceleración del crecimiento en 2023, aunque Andalucía podría recuperar el nivel de PIB previo a la pandemia tras crecer un 1,3%, tres décimas menos que en el conjunto del territorio nacional, y una mejoría en 2024, año para el que el servicio de estudios del banco prevé un incremento del 2,6% del PIB.

“El crecimiento de la economía en esta comunidad mejorará según se vayan reduciendo las incertidumbres actuales, entre ellas, el precio del petróleo y del gas. Esto podría impulsar la actividad y situarse entre 0,6 y 0,7 puntos porcentuales del PIB regional”, precisó Cardoso.

El economista jefe para España de BBVA Research también alertó que el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) puede afectar al crecimiento del empleo y restar entre 0,2 y 1,2 puntos al crecimiento en 2023. Precisamente, esa subida y la de las pensiones en un 8% han ayudado sin embargo en un primer momento a sostener el consumo.

Otro de los riesgos que BBVA señaló es el efecto que pueda tener en los próximos años la necesidad de reducir la deuda pública. A cierre de 2022, la Junta de Andalucía confirmó un crecimiento contenido del gasto, concentrado en las prestaciones sociales y en las transferencias entre administraciones públicas, lo que unido a la moderación de los ingresos autonómicos –por la retirada de los ingresos extraordinarios procedentes del Estado–, derivó en un déficit del 0,7% del PIB frente al -0,2% del año anterior. Los presupuestos aprobados para 2023 hacen prever que la Junta de Andalucía, según Cardoso, retomará una política fiscal expansiva, con incrementos del gasto, derivados en parte del Plan de recuperación, y nuevas rebajas impositivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios