Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Economía

"No todas las empresas ven que innovar es un mandato"

  • La directora de Tecnología e Innovación de IBM España dice que es "clave para sobrevivir en un entorno disruptivo".

La transformación que está experimentando el mundo en la actualidad sólo es comparable a la que trajo consigo la revolución industrial. Y para competir en este entorno disruptivo, la innovación se convierte en una herramienta imprescindible. Así lo defendió ayer la directora de Tecnología e Innovación de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Elisa Martín Garijo, quien en una conferencia organizada por el Círculo de Empresarios del Sur de España (Cesur) señaló que "no todas las empresas ven que la innovación es un mandato y no una opción". "Deben entender que es un elemento clave para la supervivencia de la propia compañía", sentenció.

Y puso como ejemplo a IBM. Con 105 años de historia, la compañía tecnológica sitúa a la innovación como su principal motor y razón de ser. "IBM es la compañía más innovadora del sector de las tecnologías de la información, algo que puede medirse en su volumen de patentes: en 2015 registró tres veces más patentes que Google, cuatro más que Microsoft y seis veces más que HP y Amazon", presumió.

 

Martín Garijo instó a las empresas a darse cuenta de que la innovación y la tecnología son las armas clave para competir en un entorno en el que cada día surgen modelos de negocio nuevos en los que su apalancamiento de recursos no tiene nada que ver con el de las firmas tradicionales. "Ahí están empresas como Uber, que tiene la flota más grande del mercado sin ser la propietaria de los vehículos; Airbnb, que es la mayor empresa de alojamientos del mundo, pero que no es dueña de ninguno; Alibaba, que es el distribuidor retail de mayor tamaño y, sin embargo, no tiene productos en stock, o Facebook, que es uno de los principales medios de comunicación, sin contar con un solo contenido propio", analizó. "Hay que abrir los ojos a esta realidad y darnos cuenta de que sólo podremos hacernos un hueco en el mercado si innovamos", reiteró.

 

Admitió que en los últimos años se han dado pasos en la concienciación por parte de las empresas, ya que en 2004 éstas colocaban el factor tecnológico en el sexto lugar dentro de los elementos críticos para la evolución de su negocio, mientras que actualmente lo sitúan en primera posición.

 

Para la directiva de IBM, el gran reto actual es cómo sacar valor de la gran avalancha de datos que hay. En un mundo en el que existe un billón de dispositivos conectados y se crean 2.500 millones de gigabytes de datos al día, "se necesitan nuevos elementos tecnológicos capaces de leerlos y extraer la información realmente útil", avanza. Con la tecnología actual, basada en la informática tradicional, "sólo somos capaces de leer el 20% de esos datos digitales, mientras que el 80% restante se pierde", explica.

 

La solución que propone IBM a este problema pasa por la computación cognitiva; es decir, por sistemas que comprenden los datos -no sólo los numéricos, sino también la voz, los movimientos físicos, las imágenes, los documentos...- y razonan sobre su contenido para generar hipótesis y aprender continuamente del feedback del usuario. En este universo encaja su tecnología Watson, un sistema de inteligencia artificial que sirve para asistir en la toma de decisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios