El Fiscal

La Semana Santa de 2021 exige criterio y paciencia

  • No tiene sentido el pregón si no hay pasos en la calle. No hagamos el indio. 

Bulla de Semana Santa Bulla de Semana Santa

Bulla de Semana Santa / Antonio Pizarro (Sevilla)

EN los tiempos que corren, con la que parece que se nos viene encima de nuevo, es importante no hacer tonterías, no abrir debates sobre banalidades y evitar cualquier tipo de escándalos. El objetivo de las cofradías debe estar en las labores de caridad y en el mantenimiento de sus respectivas economías. De peores hemos salido. Y saldremos de esta pandemia con toda seguridad. Mientras tanto, insistimos, están fuera de lugar asuntos como los pregones y carteles. No quiero ni pensar que hagamos el ridículo de pregonar lo que no se celebrará tal como conocemos la principal manifestación de religiosidad popular de España. Aviso a los puristas: Semana Santa siempre hay, por supuesto, pero evitemos ciertos espectáculos. Seguro que todos nos entendemos, ¿verdad?.

A Julio Cuesta hay que decirle que lo tenga todo preparado por si acaso. Es de la casa y nunca habrá problemas. Y si ocurriera el milagro, siempre podemos apostar por una fotografía para el cartel, como en tiempos se hacía con notable éxito de crítica. Seguro que don Julio colabora en todo. Y habrá decenas de fotógrafos con instantáneas de gran belleza preparadas. Pero no le hagamos al pregonero beber del cáliz de pregonar una Semana Santa que no existirá en la calle.

Otra medida muy evitable será la de montar los pasos. Se oyen cosas raras y es mejor pararlas a tiempo.

Esto no es 1933, cuando así lo hicieron algunas hermandades. Esto es una pandemia. Si no hay Semana Santa es para que no se produzcan aglomeraciones. No montemos tinglados. No hay premios de consolación, no hay nada que pueda sustituir a una cofradía en la calle. Esa es nuestra grandeza y nuestro punto débil. Recuerden la enseñanza del gran cofrade: “Nos ven porque salimos, no salimos para que nos vean”. Comprendemos que el perfil consumista de muchos neocofrades necesitan de inventos y fórmulas alternativas. Pero cabría decirle, llegado el caso, lo que dijo el tío de la Moncloa: “No es no”.

El Ateneo se ha puesto de límite el 1 de octubre para decidir sobre la Cabalgata de 2021. Sabemos que no habrá, lo único que hace el sabio Pérez Calero es asignar una fecha para proclamar oficialmente la suspensión.

Es el tiempo que nos ha tocado vivir. No perdamos la esperanza, pero tengamos los pies en el suelo. Tengamos claros los objetivos y no hagamos cosas extrañas.

La Virgen del Dulce Nombre, en su ubicación extraordinaria La Virgen del Dulce Nombre, en su ubicación extraordinaria

La Virgen del Dulce Nombre, en su ubicación extraordinaria / M. G. (Sevilla)

La belleza del Dulce Nombre

La Virgen del Dulce Nombre está expuesta a la veneración de los fieles en la Capilla del Sagrario de la Parroquia de San Lorenzo hasta hoy domingo. La capilla ha sido cedida gentilmente por la Hermandad de la Soledad, que ha acometido su restauración durante el último año. Cuenta con unas valiosas pinturas murales realizadas en el siglo XVIII por Domingo Martínez y Gregorio de Espinal. La pandemia, que impide que se pueda besar la mano de la Virgen, ha regalado esta estampa singular en un espacio de gran belleza escogido por tener unas mayores dimensiones que la capilla en la que reside la hermandad, donde se celebra habitualmente este culto. No hay besamanos este año, pero sí esta estampa de singular belleza.

Gran Poder

Sólo 300 asistentes a la misa extraordinaria del Gran Poder. No caben más en la plaza de San Lorenzo. No hay éxito más asegurado para un acto en Sevilla que dejar público fuera. Seguro que Félix Ríos, hermano mayor, hila fino en el criterio a la hora de asignar las localidades. Pero ya hay gente preguntando por las esquinas cómo conseguir un asiento. Y en el Cecop se están empleando a fondo para que no haya el mas mínimo problema. Nadie sin localidad podrá acercarse a la plaza. El riesgo de bullas o colas será casi inexistente porque todas las calles que dan acceso a la plaza estarán especialmente vigiladas. 

Medallas

Cada personalidad distinguida con la Medalla de Sevilla tendrá derecho a 16 localidades en Fibes el próximo miércoles. Andrés Martín es otro que tiene problemas para elegir a los hermanos de la Pastora que puedan estar presentes en el acto. La hermandad de gloria recibe la distinción de la ciudad como cuna de la devoción pastoreña en Sevilla. Y el doctor Pérez Calero, presidente del Ateneo, tiene el mismo problema. Son tiempos para invitar... y desinvitar. Lo importante, como casi todo en la vida, es el criterio. Y, por supuesto, la seguridad.

SOS

La responsable del Proyecto Fraternitas lanzó un mensaje esta semana. El Polígono Sur pasa por un mal momento. Los recursos se acaban y el tiempo se alarga. Maruja Vilches ha hecho un llamamiento y, por fortuna, algunas empresas están respondiendo Mar del Sur, por ejemplo, ha donado 300 kilos de carne y pescado congelado, que Maruja llevó a la parroquia para su reparto. Los interesados en ayudar a la causa sólo tienen que comunicarlo a Vilches que ella misma se encarga de la recogida.

Ay, aquellas suspensiones

¿Cómo será la Semana Santa tras la pandemia? ¿Se la han imaginado? Y, por cierto, ¿volveremos a pecar de exceso de prudencia con los dichosos porcentajes de lluvia, o tendremos claro cuantísimo vale cada año perdido de forma gratuita? Ay, aquellos días en los que la cofradía se quedó sin salir y luego no llovió, pero se imponía una cordura de escaparate. Tal vez, pronto sea la hora de recuperar el antiguo criterio. Cinco minutos antes de la salida, mirar al cielo y decidir en función de lo que se vea por las alturas.

El pertiguero

Primer golpe. Oído en San Gregorio: “El desastre que se lo coman los actuales dirigentes, que se queden hasta final de mandato y después de vayan. Las hay de Penitencia que ya han pedido la segunda parte de la subvención. Esto es una bancarrota”. Segundo golpe. ¿De verdad pensaba alguna lumbrera que sólo un 30% de los abonados pediría el reembolso? Que se vayan a Alaska. Tercer golpe. El vicepresidente Roda ya ha dicho que ni loco se presentaría como presidente. Dentro no hay nadie idóneo para el cargo. Y ciriales arriba. Un fuerte y especial abrazo a Honorio Aguilar, cofrade del Valle, culto y exquisito. Su madre falleció esta semana.

El Lagarto de la Catedral: "Don Juan José está perfectamente. Es cierto que le hicieron el test y resultó negativo. Su secretario también superó la prueba. Todo ocurrió porque estuvo en contacto con un sacerdote contagiado. Por eso se avisó al señor arzobispo de que debía seguir el protocolo. Y todo va estupendamente"