Jerez

El PSOE califica de "irrespetuosas y desleales" las declaraciones de Benavent

  • La dirección socialista lamenta que el edil plantee su posición fuera de los órganos del partido · Afirma que el "acoso permanente" ha erosionado la acción del gobierno y los ciudadanos han respondido en las urnas

Comentarios 23

La derrota cosechada por el PSOE de Jerez el pasado domingo ha caldeado los ánimos en esta formación a la espera aún de que decisión que tomará la secretaria general, Pilar Sánchez, sobre su futuro tras anunciar que ponía su cargo a disposición del partido. Los primeros en hacer balance de la situación y valorar los motivos de la pérdida de votos fueron este martes los delegados en funciones Francisco Lebrero y Francisco Benavent. Lo hicieron, no obstante, en tonos muy diferentes ya que Lebrero se mostró dispuesto a esperar la decisión de la todavía alcaldesa y Benavent aseguró que era necesario que Sánchez renunciase a su cargo como secretaria y también a su acta de concejal.

Las reacciones a estas valoraciones no se han hecho esperar y ayer fue el PSOE de Jerez quien, mediante un comunicado, quiso dejar clara la postura del partido. "El PSOE reprueba las declaraciones realizadas a los medios de comunicación por el concejal socialista, delegado municipal y miembro de la Ejecutiva Local, Francisco Benavent, al entender que no es el momento ni el foro adecuado para exigir la renuncia o dimisión de la alcaldesa y secretaria general, Pilar Sánchez", señalan.

Asimismo, dejaron claro que el partido cuenta con los órganos de debate reglamentario para plantear cualquier posicionamiento, "con lo que hacerlo fuera de estos órganos lo convierte en meras opiniones personales que, además, son desleales e ilegítimas y no se atienen a los tiempos marcados por el PSOE-Andalucía".

Por si esto fuera poco, en el comunicado enviado ayer a los medios de comunicación, advierten de que la dirección del PSOE-A de Jerez "no va a permitir más injerencias ni maniobras interesadas que perjudiquen a la secretaria general y al propio partido". Incluso, añaden desde el partido que "esta práctica que se ha llevado a cabo a lo largo de la legislatura por parte de un sector no va a interferir en las decisiones que democráticamente y con absoluto respeto a las normas estatuarias puedan adoptarse en el seno del partido". Los socialistas señalan, además, que ahora "no es el momento de abrir más luchas internas y seguir actuando como oposición al propio partido desde la posición privilegiada que otorga ostentar un cargo público".

A tenor de todo esto, destacan que las declaraciones de Benavent "sólo pueden entenderse dentro de la postura sectaria y desleal que ha mantenido un grupo del partido -parte de ellos con representación institucional-".

De igual forma, el PSOE de Jerez "entiende -a falta de realizar una valoración más profunda de los resultados- que la derrota electoral de estos comicios es atribuible a varios factores; entre ellos el permanente acoso y desgaste al que se ha visto sometido la secretaria general y alcaldesa por parte del denominado sector crítico". Por ello, señalan igualmente que se abre ahora "un periodo de reflexión importante sobre la cuota de responsabilidad de cada cual en esta derrota".

Desde el PSOE local no dudan en señalar que el "acoso" ha sido "permanente" y recuerdan que llegó a su "punto álgido" tanto en el proceso interno de la designación de la candidata como posteriormente en la designación de la candidatura socialista. Por ello, insisten en que el "cúmulo de descalificaciones y la virulencia" de las críticas hacia la candidata ha supuesto un "grave perjuicio" para los intereses electorales del partido en Jerez, especialmente, porque todo ello "se ha traslado antes a la opinión pública que a los órganos del partido".

Del mismo modo, afirman que "junto a otros factores que se están analizando por parte de la dirección del partido" (aunque no señalan de momento cuáles son) se ha "erosionado" la acción del gobierno y los ciudadanos han dado "su respuesta en las urnas, una decisión que el PSOE-A de Jerez respeta y asume, con el convencimiento de que desde la oposición realizará siempre una labor constructiva, digna, respetable y leal hacia todos los ciudadanos y ciudadanas de Jerez".

Hay que recordar que el PSOE pasó en Jerez de tener 15 a quedarse tan sólo con 5 concejales debido a los resultados de las elecciones del pasado domingo y perdió el gobierno a favor del PP, que creció de 7 a 15 ediles, arrebatándole la mayoría absoluta a los socialistas. Fue en aquel momento cuando Pilar Sánchez puso su cargo a disposición del partido nada más conocerse los resultados de los comicios, aunque aún no ha convocado a la ejecutiva local para analizar el proceso electoral y tampoco ha aclarado si tomará posesión de su acta de concejal. Ante esta situación, el único que hasta ahora ha pedido responsabilidades ha sido el edil Francisco Benavent (que años atrás ostentó la secretaria general del PSOE en Jerez) quien esta martes afirmó que, tras conocer los resultados, el mismo día de las elecciones "Pilar Sánchez debería haber tomado la decisión valiente de haber dicho como secretaria general debo no poner mi cargo a disposición, que está a disposición del partido, sino debo poner mi dimisión encima de la mesa". Incluso, declaró que la alcaldesa en funciones debería renunciar al acta de concejal, "algo que no es ningún acto de cobardía sino que yo creo que lo tienen que hacer los compañeros que no han sabido leer bien los datos que se nos estaban dando desde hace más de dos años por parte de la ciudad". Sus palabras, eso sí, fueron respaldadas el martes por otros compañeros de partido (consultados por este medio) que apuntaron que es una opinión que comparten los propios jerezanos, "a juzgar por los resultados del domingo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios