2011 Elecciones

La campaña más ajustada despierta

  • La cuenta atrás se inicia con la difusión de una encuesta del CIS que revela que el resultado está abierto y que la batalla por Sevilla gana emoción · El suelo electoral más sólido es de IU.

La encuesta difundida ayer por el CIS quebranta las esperanzas del PSOE a nivel nacional, pero da un soplo de aire al equipo del candidato Juan Espadas, el justo y necesario para afrontar la campaña electoral que arrancó anoche con mayor optimismo, al comprobar que la Alcaldía es aún un objetivo a su alcance con ayuda de la izquierda. El PSOE apelará al corazón de los sevillanos de izquierda y el PP lo hará a la conciencia de quienes se muestran ya convencidos de que el cambio es necesario tanto en Sevilla como en España.

Si los sondeos reflejan la situación -pues el muestreo realizado siembra la duda-, se confirma que el PP, con un casi un 4% más de votos que en 2007, ha alcanzado su techo con 16 ó 17 concejales y que, a poco que pierda algunos apoyos, la horquilla del PSOE se abrirá y, pese a quedar tres puntos por debajo de las últimas elecciones, permitirá conservar la Alcaldía de Sevilla al conseguir entre 13 ó 14 ediles. En caso de empate, como ocurrió en 2007, con 15 concejales por partido, la llave la volverá a tener el candidato de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, a pesar de haber sido denostado por muchos sectores en los últimos meses por sus imputaciones judiciales. El candidato socialista, Juan Espadas, sólo sería el alcalde si reedita el pacto de gobierno con IU, algo que, con buen criterio, no ha querido contemplar hasta ahora públicamente.

El cambio que algunos auguran no tiene todas las garantías. El PP es consciente de ello pero anoche, en el arranque oficial de la campaña, mostró un talante tranquilo y sereno para transmitir confianza. "Sevilla es la clave", fue la frase más repetida por los cuatro intervinientes. "Y Monteseirín, el peor alcalde de España", para rematar. Al PP le interesa remachar la -a su entender- pésima gestión del todavía alcalde en un intento por identificar al candidato socialista con Monteseirín. Pero quien opta ahora a la Alcaldía es Juan Espadas, que, quizás, haya sorprendido para bien a sus rivales del PP.

No obstante, la puesta en escena anoche del PSOE demuestra que Espadas quizás pueda ser un buen alcalde, dado su perfil, pero que en la pista no es el mejor candidato. Y el pistoletazo de salida ya ha sonado. Los socialistas están dispuestos a correr riesgos, no tienen otra opción, y sacarán toda la artillería necesaria para tocar, con letra ce de coraje, el corazón. Al menos eso fue lo que dijo anoche Espadas en una intervención que resultó algo forzada, que dejó visible el cansancio del candidato y que resultó una prolongación de la anodina precampaña de los últimos meses. Hasta la dosis de humor ácido de Alfonso Guerra, que animó al público con chistes sobre los culos de las papeleras que mira Zoido por los barrios, fue mínima.

El mensaje subliminal del PSOE fue ver a todas las familias y generaciones unidas en un mismo escenario: José Antonio Viera, Susana Díaz, Alfonso Guerra y Juan Espadas. El alcalde se quedó abajo, eso sí, en primera fila.

La polémica suscitada por la instalación, antes del plazo legal, de banderolas con propaganda del PP sirvió ayer para calentar el ambiente. Viera cargó contra las "gamberradas" y el juego sucio. Torrijos fue más comedido y apuntó que ellos sí que han empezado a su hora, en punto, y el PP dio por cerrado el debate evitando cualquier alusión al mismo.

La encuesta del CIS confirma que IU tiene un suelo más que sólido, pues los últimos escándalos judiciales no han restado votos a la coalición, que mantendría sus tres concejales. Torrijos arrancó su carrera hacia la Alcaldía en el Cerro. El mensaje: austeridad, mucho barrio y ni una mirada hacia atrás, ni para coger impulso.

A pocos metros del acto de campaña del PP, al otro lado del río, un grupo de andalucistas rivalizó con bafles con los focos del PP que, sin quererlo, pusieron como telón de fondo a la intervención de Rajoy la cara de Pilar González proyectada sobre la Torre del Oro. ¿Será algo premonitorio? Difícilmente. El CIS tan sólo da un 3,4% de los votos al PA, que bajaría y se quedaría fuera del Ayuntamiento. No hay más alternativa, pues UPyD sólo fue capaz de congregar a una decena de personas en su pegada simbólica.

Hoy la jornada amanece con un cara a cara entre Zoido y Espadas en la radio. Primera ocasión para voltear las encuestas en quince días.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios