Primeros pasos del próximo gobierno municipal

"Habrá un vuelco de gestión"

  • La alcaldesa electa pondrá en marcha dos auditorías de cuentas y gestión para conocer la "situación real" del Ayuntamiento · Pelayo impulsará un pacto local por el empleo con agentes económicos, sociales y oposición

Comentarios 52

Apenas tres días después de arrollar en las elecciones municipales, la alcaldesa in pectore, María José García-Pelayo, se encuentra inmersa junto a su equipo de trabajo en las tareas de preparación del desembarco del PP en el Ayuntamiento de Jerez, que no se producirá hasta la toma de posesión del próximo 11 de junio en el Cabildo antiguo. Un relevo en el gobierno municipal que, más allá del vuelco electoral del pasado 22-M, significará, a su modo de ver, “un vuelco de gestión, que es justo lo que necesita la ciudad; un equipo  ni mejor ni peor aunque con un aire bien distinto y trabajando con los pies en la tierra, ya que la ciudadanía nos ha dado su confianza para justificarla con mucho trabajo”. Entre las primeras grandes medidas que tiene apuntadas como “prioritarias” en su agenda, García-Pelayo tiene previsto seguir la senda que también tomarán los nuevos alcaldes populares de las grandes ciudades andaluzas. De este modo, al igual que, por ejemplo, Zoido en Sevilla y Nieto en Córdoba, la alcaldesa electa prevé encargar una doble auditoría económica y de gestión del Consistorio jerezano para conocer con todo lujo de detalles y “desde todas las perspectivas” la realidad municipal y, a partir de ahí, poner en marcha un Plan Económico y Financiero que “dé estabilidad” al Consistorio. En paralelo, otra de las grandes cuestiones que cree fundamentales para la recuperación de la ciudad es la aprobación de un pacto local por el empleo, que pasa por el rescate del acuerdo de concertación social y la integración de los grupos de la oposición en unas bases comunes para luchar contra la lacra del desempleo.

En cuanto al Plan Económico municipal, explicó ayer la dirigente popular en declaraciones a Diario de Jerez, estará aprobado y en funcionamiento “en unos meses”, previo paso por el pleno municipal y bajo la atenta mirada y participación de unos grupos de la oposición “a los que no vamos en ningún caso a despreciar como hizo el equipo de gobierno saliente”. En el impás para la aprobación del mencionado plan económico, la alcaldesa popular es consciente de que habrá que llamar a los bancos para hallar “liquidez inmediata” y satisfacer los compromisos de pago del Ayuntamiento, aunque también reconoció, a partir de la mayoría absoluta lograda por su partido en la institución provincial, que “vamos a tener el apoyo importantísimo de la Diputación, que nos va a dar muchísimo oxígeno económico, fluidez en las relaciones y más facilidades”.

En el caso de la doble auditoría, profundizó, “queremos ver desde el principio la situación real del Ayuntamiento y queremos conocerla, como hemos dicho en consonancia con nuestro plan de austeridad, sin contratos externos, que son carísimos y cuyos resultados al final duermen el sueño de los justos. Qué mejor que el interventor, el tesorero y el director económico y financiero para mostrarnos con nitidez el diagnóstico real y actual de las cuentas municipales”, aludió García-Pelayo. Del mismo modo, otra auditoría de gestión se encargará de detallar la situación actual de las diferentes delegaciones municipales en materia de recursos y compromisos puestos en marcha por el anterior gobierno local. Proyectos a los que, se refirió Pelayo, “daremos continuidad si son buenos para la ciudad”. “Tenemos que ver, por ejemplo, en qué estado se encuentran las obras de los planes anticrisis, especialmente las de los Planes E y el Proteja, para ver la situación de ejecución, qué se ha recepcionado, qué se ha pagado... Hay que ver en otros casos qué convenios hay en marcha con otras Administraciones o, sin ir más lejos, con qué recursos contamos en materia de políticas sociales”, desgranó.

Como ya avanzó en el balance de la campaña electoral y ratificó ayer mismo, también prevé activar de manera inmediata el proceso de elaboración de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento, que se compromete a poner en marcha “a lo largo de 2012”, mientras que también pretende llegar a acuerdos de pago con las empresas concesionarias y con Seguridad Social y Hacienda, ya que “nos retiene dinero y nos desvía ingresos debido a que el Ayuntamiento no está al día en los pagos”. En el caso de las concesionarias, “retomaremos las conversaciones y volveremos a reunirnos con todas las empresas y con sus comités con carácter inmediatamente posterior a la toma de posesión”, anticipó. En este sentido, admitió, “tenemos dos prioridades absolutas en cuanto a la prestación de servicios públicos, como son la limpieza viaria y el transporte urbano”.

Un plan de choque de limpieza, un nuevo plan de Movilidad, el diseño de un Plan Estratégico de Políticas Sociales y la creación de un organismo autónomo que aglutine Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras, son otras de las actuaciones que el nuevo gobierno local del PP desarrollará inmediatamente con posterioridad a la toma de posesión del 11 de junio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios