2015 Elecciones Municipales

Un pacto de Ahora Madrid y PSOE arrebataría la capital a Aguirre

  • El PP gana por poco en Madrid pero ni la suma con Ciudadanos le permitiría gobernar. La marca blanca de Podemos gana en La Coruña y el PNV le quita San Sebastián a Bildu.

Esperanza Aguirre ha resistido, pero a qué precio. La candidata del PP se enfrentaba a un hueso muy duro. Había sido elegida por Rajoy ante la perspectiva de que el partido sufriera un descalabro en la capital. La ex presidenta de la Comunidad era la baza para frenar la sangría, por su tirón mediático y su olfato político. Y el resultado es que al menos no se ha perdido, pero el batacazo es evidente: de 757.000 a 563.000 votos, de 31 concejales (holgada mayoría absoluta) a 21, diez menos. La mayoría es tan exigua que no hay garantía de que Aguirre vaya a ser alcaldesa, más bien al contrario.

Su oponente, Manuela Carmena (Ahora Madrid) era, con Ada Colau, la apuesta más fuerte de Podemos, que tenía en las dos ciudades más importantes de España su campo de ensayo para las generales. La ex juez -una de las fundadoras de Jueces para la Democracia- se ha quedado a apenas 40.000 votos de Aguirre y le pisa los talones en concejales (20). Cuenta a su favor con el hecho de que  Aguirre, aun pactando con Ciudadanos, no sería alcaldesa, ya que sumaría 28 ediles frente a los 29 de  Ahora Madrid y PSOE.  Aguirre se ha quedado a 8.000 votos de obtener un concejal más y poder pactar con Ciudadanos.

Si Aguirre quiere ser alcaldesa, tendrían que permitirlo los socialistas o los correligionarios de Podemos. No parece probable. Ella misma ya se comprometía ayer a no abandonar el Ayuntamiento incluso si se iba a la oposición, con lo que implícitamente admitía que se avecina un Gobierno de izquierdas, algo que no ocurre desde hace dos décadas. Y la propia Manuela Carmena ya ejercía de alcaldesa de facto al afirmar que su objetivo es construir una "ciudad decente" y "seducir" a los votantes del PP.

La foto de Madrid deja, paradójicamente, a un PSOE mucho más relevante que en 2011 a pesar de que el descenso no ha sido menor. Pierde unos 115.000 votos y  seis concejales (de 15 a 9), pero una alianza con Ahora Madrid le permitiría tener voz y mando en el ayuntamiento. Por su lado, Ciudadanos irrumpe por primera vez con 186.000 votos y siete concejales. Le pasa al contrario que el PSOE. Gran resultado, pero igual que ocurre con  el PP, pueden quedar relegado a la irrelevancia si hay un pacto de izquierdas en la capital.

Los grandes damnificados del ascenso de Ahora Madrid y Ciudadanos, aparte de PP y PSOE, son IU y UPyD, que de seis y cinco concejales, respectivamente, pasan a cero (ambos). En las anteriores elecciones la formación de izquierdas obtuvo 163.706 votos y ahora apenas 28.000. El partido de Rosa Díez, por su lado, pasa de 119.601 a unos 30.000.

Otra capital que deja una foto similar a la de Madrid es Zaragoza,. Otra vez gana el PP, pero con aún menos margen que en 2011. Pasa de 15 a 10 concejales e irrumpe como segunda fuerza la mraca blanca de Podemos, Ganemos Zaragoza (en la que sí se integra IU, a diferencia de Madrid), con nueve ediles. El PSOE pierde cuatro (de diez a seis) y CHA cede uno (de tres a dos). Conclusión: se puede reeditar el pacto de izquierdas (ahora gobierna el PSOE) pero con Podemos con el bastón de mando.

En Bilbao, el mapa no varía tanto porque las marcas blancas de Podemos se dividen en Ganemos y Bilbao en Común, que sólo obtienen dos concejalías cada uno. PNV cede algo (de 15 a 13), Bildu sigue igual (cuatro), el PSOE también y el PP pierde dos (de seis a cuatro).

En el resto de capitales destaca  la victoria de Marea en La Coruña y en Santiago de Compostela  Compostela Aberta (cercanas a Podemos) y  la del PNV en San Sebastián, que derrota a Bildu. En el mapa general, el PP sigue siendo dominante pese al retroceso, con su victoria 39 capitales, frente a las cinco en las que gana el PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios