El Rocío

Pilas recibe con flores a la Virgen del Rocío

Pocos minutos pasaban de las 3:30 del Lunes de Pentecostés cuando las campanas de la casa de la Hermandad de Pilas dieron el aviso. La Virgen del Rocío entraba en la plaza del Acebuchal, que la esperaba llena de fieles.

El paso se acercó a la fachada del edificio pileño y una petalada cayó desde la azotea. Las palmas y los vivas se multiplicaron mientras el sacerdote de la corporación, subido a hombros, se afanaba por rezarle a la Virgen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios