Rocío

El orfebre sevillano Ramón León realizará el nuevo paso de la Virgen del Rocío

  • La intención es que las nuevas andas estén concluidas para mayo de 2022

  • Sigue las líneas de la actuales, pero con una ornamentación distinta

Las piezas ya acabadas del nuevo paso que se contemplan en la exposición 'Otorga Lo Imposible'.

Las piezas ya acabadas del nuevo paso que se contemplan en la exposición 'Otorga Lo Imposible'. / Hermandad Matriz de Almonte

Si la pandemia del Covid lo permite, la Blanca Paloma estrenará paso procesional la próxima primavera. Se trata de una obra que saldrá del taller del orfebre sevillano Ramón León, cuyo proyecto es por el que finalmente se ha decantado la Hermandad Matriz de Almonte para solventar uno de los problemas de las andas actuales: la elevada carga que provoca demasiados dificultades en las procesiones de la Virgen del Rocío, especialmente la que discurre, cada siete años, por el casco urbano de la localidad de la que es patrona. 

Quienes visiten la exposición Otorga Lo Imposible, que acoge el Museo de la Villa de Almonte hasta el 15 de septiembre, podrán contemplar algunas de las piezas que este orfebre ya ha acabado para el que, sin duda, será uno de los principales estrenos en la reciente historia rociera: el nuevo paso para la Reina de las Marismas. 

Se trata de un proyecto que responde a una necesidad: aliviar de peso las actuales andas que fueron realizadas por Cayetano González y estrenadas en la romería de 1934. Cuando falta poco para que cumplan 90 años, la junta de gobierno que dirige Santiago Padilla estima oportuno su sustitución por otras que guardan su impronta pero con cambios importantes en la ornamentación. 

La principal novedad, en este sentido, es la nueva estructura física para que el paso no se venga tantas veces abajo. Un problema que se sufre, especialmente, en la procesión del domingo de función que se celebra cada siete años por las calles de Almonte con la Virgen del Rocío vestida de reina, una semana antes de que regrese a la aldea con las galas de pastora. En circunstancias normales, tendría que haber tenido lugar en mayo de 2020, pero el Covid la ha postergado sin que, a día de hoy, se pueda saber cuándo se podrá contemplar otra vez dicha estampa. 

Santiago Padilla recuerda, que, en 2013, cuando tuvo lugar por última vez dicha procesión, se observó que el paso se iba demasiadas veces al suelo, lo que dificultaba el avance del mismo por una calles mucho más estrechas que las de la aldea y donde el peso de las actuales andas hacía imposible que se mantuvieran erguidas mucho tiempo. Para evitar tal situación, se planteó esta alternativa que ahora empieza a ser una realidad. La intención es que el nuevo paso esté concluido en mayo de 2022, cuando, si las circunstancias sanitarias lo permiten, sería estrenado en la procesión por Almonte, que se celebraría el domingo 22 de mayo. 

Basamento de varal del nuevo paso, que incluye un capote como elemento decorativo. Basamento de varal del nuevo paso, que incluye un capote como elemento decorativo.

Basamento de varal del nuevo paso, que incluye un capote como elemento decorativo. / Hermandad Matriz de Almonte

Entre las piezas ya concluidas y que se pueden contemplar en la referida exposición se encuentran varios fragmentos de los nuevos varales y sus basamentos, en los que destacan algunos motivos relacionados con el mundo del toreo, como la paloma del Espíritu Santo bajo la que se coloca un capote con el lema de dicha muestra, Otorga Lo Imposible, que recuerda la vinculación que ganaderos y toreros han tenido a lo largo del tiempo con la devoción rociera, cuya participación ha sido clave en la financiación de muchos de los proyectos que se han llevado a cabo. De hecho, parte del coste del nuevo paso corre a cargo de Miguel Báez Spínola, Litri, una de las sagas toreras más vinculadas con El Rocío. La otra parte se encargará de costearla la Hermandad Matriz a través de donativos particulares mediante suscripción popular. 

Se trata de la segunda obra de orfebrería sevillana que estrenará la Blanca Paloma en menos de tres años, después de la corona que le fue ofrendada por las hermandades filiales y asociaciones en 2019, con motivo del centenario de su coronación canónica, y que salió del taller de los Hermanos Delgado

Estas piezas del nuevo paso, junto con otras, se podrán contemplar en la exposición que el próximo otoño acogerá el Ayuntamiento de Sevilla con motivo del centenario de la concesión del título de Real a la Hermandad Matriz y cuyo comisario es Antonio Lebrero, quien ya tuvo la misma responsabilidad en la recién clausurada muestra por los 500 años del monasterio de las clarisas de Santa María de Jesús