Oposiciones Plazos y fechas de los exámenes para administrativos del Estado

David Vicente Baz | Director de la Estrategia en Cáncer en Andalucía

"Empezamos a atrevernos a hablar de curaciones en cáncer de pulmón"

El doctor David Vicente Baz, con su equipo en el Hospital Macarena.

El doctor David Vicente Baz, con su equipo en el Hospital Macarena. / Juan Carlos Vázquez

La búsqueda incesante por mejorar los resultados. Natural de Salamanca, el doctor David Vicente Baz dirige la Estrategia en Cáncer en Andalucía así como la Sección de Oncología Médica en el Hospital Macarena. Atesora una amplia experiencia como investigador principal en ensayos clínicos y decenas de publicaciones en revistas de impacto nacional e internacional. Con gran reconocimiento en el campo de la Oncología Médica, en su trayectoria vital y profesional destaca la búsqueda incesante por mejorar los resultados para los pacientes con cáncer, enfermedad que vivió de cerca en su propio hogar con su padre. Aficionado y apasionado del fútbol, juega en el Hispalis Fútbol Médico, campeón de España de fútbol médico y acude siempre que puede al campo del Real Betis Balompié. En la entrevista, el doctor Vicente Baz desvela sus pilares : “Mis padres; mecánico y ama de casa me trajeron aquí; y de momento, aquí sigo intentando llegar a ser tan bueno como ellos”.

–Tras 30 años sin avances frente al cáncer de pulmón microcítico, se acaba de aprobar y financiar en España la primera inmunoterapia, Tecentriq (atezolizumab). ¿Qué significa?

–Una nueva oportunidad de tratamiento, de incorporar la inmunoterapia en esta patología; y la posibilidad de supervivencia a largo plazo.

–Este tipo de cáncer es muy agresivo y suele diagnosticarse de manera tardía. ¿Por qué es tan complejo detectarlo a tiempo?

–Para el cáncer de pulmón, en general, no disponemos de un programa de cribado como sí contamos para los cánceres de mama, colon o cérvix; por lo que el diagnóstico se produce cuando aparecen síntomas. Dada la agresividad de este tumor y su rapidez de crecimiento, los síntomas se producen cuando la enfermedad está avanzada, muchas veces con afectación metastásica.

–España ha participado en el desarrollo clínico de esta terapia, en los estudios IMpower133 e IMfirst, con 36 hospitales y 180 pacientes de diferentes comunidades. ¿Se ha sumado Andalucía?

–Sí. El estudio Impower 133 ha incluido pacientes en cinco hospitales andaluces: Virgen del Rocío, Regional de Málaga, Virgen de la Victoria, Valme y el Hospital de Jaén. Actualmente existen nuevos ensayos clínicos en marcha para mejorar los resultados en este grupo de pacientes, con la llegada de otras moléculas con nuevos mecanismos de acción. En todas las patologías, pero en esta en particular mejorar los resultados actuales constituye una necesidad.

–La inmunoterapia ha llegado para revolucionar los tratamientos frente al cáncer de pulmón, ¿en cuantos ensayos se encuentra embarcado?

–La inmunoterapia ha revolucionado el pronóstico de los pacientes con cáncer de pulmón, aumentando enormemente la posibilidad de largas supervivencias. Empezamos a atrevernos a hablar de curaciones en pacientes con enfermedad metastásica. Ahora mismo estamos trabajando en nuevas moléculas con distintos mecanismos de acción para activar el sistema inmune contra los tumores, en la combinación de este tipo de fármacos entre ellos; y con otros con distintos mecanismos de acción; y en incorporar la inmunoterapia en otras situaciones clínicas tras la cirugía y antes de la misma.

–¿Puede explicar en qué consisten y cuántos hospitales participan?

–En los estudios en los que participamos están involucrados otros hospitales nacionales, europeos y de otros países a nivel mundial. Nosotros vamos a iniciar un estudio para el que ya tenemos la aprobación del comité de ética con el objetivo de poder identificar de modo más concreto qué pacientes son los más idóneos para administrarles inmunoterapia.

–El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo y del que se diagnostican en España más de 29.000 nuevos casos al año. ¿Existen puntos calientes?

–El cáncer de pulmón tiene una relación directa con el consumo de tabaco. Un 85% de los casos se detecta en fumadores, siendo el principal factor de riesgo para padecer un cáncer. Esto hace que la incidencia sea mayor en las áreas con mayor población fumadora. Por esto es tan importante concienciar a la población y en especial a los adolescentes para que, por favor, no fumen; y si lo hacen, que lo dejen cuanto antes.

–El Covid ha arrebatado todo el interés de la investigación. ¿En qué medida ha afectado a estudios en cáncer de pulmón?

–El Covid nos ha afectado enormemente a todos y en especial a las personas con patologías severas como el cáncer. También nos ha demostrado que cuando se ponen recursos, los resultados mejoran. La pandemia covid no debe ocultar la pandemia cáncer y es tarea de todos contribuir a ello. Nosotros hemos mantenido nuestra actividad investigadora aunque es cierto que la inclusión de los pacientes en ensayos clínicos fue menor en la época álgida de la pandemia. Actualmente mantenemos una actividad normalizada.

–¿Se ha producido cambios en el perfil de los enfermos?

–No exactamente. Lo que sí es cierto que a pesar del enorme esfuerzo del sistema sanitario para mantener la actividad, se pueden haber producido retrasos diagnósticos, también por el miedo de los pacientes a consultar, llevando a diagnosticar a los pacientes en estadios más avanzados.

–¿Cómo afectó el confinamiento?

–Intentamos mantener la actividad asistencial presencial. La cercanía entre el paciente y el profesional sanitario es necesaria; y se resintió en revisiones o recogida de resultados que fueron las actividades que se realizaron mediante teleconsulta. El miedo a acudir a los hospitales o contagiarse, sabiéndose pacientes de riesgo, les afectó mucho a muchos de ellos e incluso para algunos aún hoy sigue ese miedo. Las vacunas supusieron un gran alivio al saberse protegidos y volver a las reuniones con familia, amigos, que evitaron durante mucho tiempo. También notamos su cariño cuando venían a la consulta y se preocupaban por nosotros, deseando que nos contagiáramos y que tuviéramos cuidado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios