Javier Brey Sánchez | Ingeniero

“El hidrógeno verde se abaratará hasta desbancar al gas natural”

  • Europa se ha marcado para el año 2050 la descarbonización plena de todos los sectores: el transporte, la industria, la vivienda y la energía, un objetivo que solo se puede lograr con el hidrógeno verde o sostenible 

  • Este experto desgrana las diferencias entre el hidrógeno sostenible y el hidrógeno contaminante que la industria usa actualmente

Javier Brey en los jardines de la Buhaira de Sevilla, junto a su barrio de San Bernardo. Javier Brey en los jardines de la Buhaira de Sevilla, junto a su barrio de San Bernardo.

Javier Brey en los jardines de la Buhaira de Sevilla, junto a su barrio de San Bernardo. / Juan Carlos Muñoz

Preside la Asociación Española del Hidrógeno. Javier Brey (1974 Sevilla) es doctor ingeniero y presidente de la Asociación Española del Hidrógeno, radicada en Madrid y que agrupa a más de 150 asociados, entre los que destaca un importante foco de expertos y empresas en Sevilla y Huelva que estuvieron ligados a Abengoa. Doctorado en Economía del Hidrógeno por la Universidad Pablo de Olavide, da clases sobre hidrógeno a los alumnos de ingeniería en la Universidad Loyola y señala el potencial de este mercado para los que se formen en esta materia. Nació en el barrio de San Bernardo, donde vive, toca el violín, le encanta la música en general y la pesca.

"El vehículo de hidrógeno es también eléctrico, pero puede recargarse en cinco minutos y su autonomía es igual a la de un coche convencional: de 700 a 1.000 kilómetros. Y, como el eléctrico de batería, genera cero emisiones y no emite ruido"

–El hidrógeno renovable ha irrumpido en la movilidad cuando el coche eléctrico parecía la panacea para reducir las emisiones en las ciudades y se proyectan las electrolineras…¿qué ha pasado?

–Bueno, el vehículo de hidrógeno también es un vehículo eléctrico. Uno almacena la energía en una batería y el otro en forma de hidrógeno. La diferencia, que el vehículo de hidrógeno puede recargarse en cinco minutos y su autonomía es igual a la de un coche convencional: de 700 a 1.000 kilómetros. Y, como el eléctrico de batería, genera cero emisiones y no emite ruido. Con todo, el vehículo de hidrógeno no viene a ser una sustitución del vehículo eléctrico de batería, sino un complemento.

"En 1807 tenemos el primer prototipo de un vehículo de hidrógeno y en 1966 se desarrolló el primer vehículo con hidrógeno alimentando una pila de combustible y un motor eléctrico"

–Ese hidrógeno renovable se genera con agua. ¡Fantástico!

–Se le llama hidrógeno verde. Se produce por electrolisis, que separa el oxígeno del hidrógeno en la molécula de agua aplicando una energía eléctrica que puede tener origen renovable. Por tanto, solo emite oxígeno que enriquece la atmósfera, utiliza agua y energía eléctrica y logra un hidrógeno de mayor pureza. Nunca contamina.

–Hay otro hidrógeno contaminante, el que consumimos en la actualidad.

–El 95% del hidrógeno que se consume hoy en día se produce por reformado de gas natural o de nafta, que consiste en coger la molécula de gas natural y romperla mediante agua o aire. El CO2 (dióxido de carbono) que se produce lo emito a la atmósfera y me quedo con el hidrógeno. Este es el sistema tradicional de producir hidrógeno desde 1940. Es un proceso más barato pero contamina y necesita gas natural. A este hidrógeno se le llama marrón y es el que en la actualidad emplea la industria.

"El vehículo de hidrógeno no viene a ser una sustitución del vehículo eléctrico de batería, sino un complemento"

"España dedicará 1.500 millones entre 2021 y 2023 a proyectos de hidrógeno que permitan empezar a abaratar su coste"

–¿Hay que creer que es la hora del hidrógeno verde?

–Lo que ha cambiado es que Europa (en el Green Deal) se ha marcado para 2050 la descarbonización plena de todos los sectores: el 100% del transporte, de la industria, de la vivienda y de la energía, y muchos países del mundo se suman a ese objetivo. China lo promete para 2060. La mitad del siglo XXI va a marcar la descarbonización de todos los sectores en todos los países. No obstante, aún falta infraestructura para el hidrógeno. En España hay seis vehículos y cuatro estaciones de servicio: en Huesca, en Puertollano, Albacete y en Madrid. Sin embargo tienen escasa actividad, no están abiertas al público.

Es necesaria una inversión en infraestructura para que la gente se compre vehículos de hidrógeno y para que siga creciendo la infraestructura. El plan de España de establecer 150 estaciones de servicio de hidrógeno en los próximos 10 años acabará con este círculo vicioso y va a permitir que la gente pueda elegir y se compre si quiere un vehículo de hidrógeno.

–¿Es el hidrógeno el combustible más rentable?

–Es un tema de sostenibilidad. Si queremos la descarbonización como objetivo no hay otra que emigrar al hidrógeno. y cada vez será más competitivo. Hoy es competitivo con la gasolina, pero no lo es en las viviendas porque no es más barato que el gas natural. Sin embargo en 2030 y en 2050 esto va a cambiar por el abaratamiento de las energías renovables y el aumento de la eficiencia de la electrolisis. Si se suma todo eso vamos a producir un hidrógeno renovable cada vez más barato y competitivo hasta que desbanque al hidrógeno fósil o al gas natural.

–Ya se venden vehículos de hidrógeno verde en España...

–Sí, uno de Toyota y otro de Hyundai. Y habrá del resto de fabricantes. El consorcio CAF y Talgo apuesta por trenes de hidrógeno. E Iveco ha invertido en la empresa Nikola que fabrica camiones de hidrógeno. Alemania ha probado trenes de hidrógeno y planea fabricarlos en serie en 2022.

"Tenemos un rechazo del usuario español a los tiempos de recarga y a la autonomía el vehículo eléctrico de batería"

–El vehículo eléctrico de batería no ha tenido mucho tirón

–Dado que solo el 20% de los vehículos en España duermen bajo techo, tenemos un rechazo del usuario español a los tiempos de recarga y a la autonomía el vehículo eléctrico de batería. Se venden muy pocos de estos vehículos eléctricos en España: el año pasado se matricularon 12.000. No está teniendo el efecto que se esperaba.

–¿Hay inversiones para extender el hidrógeno renovable?

–Hay una estrategia europea y española para potenciarlo; parte de los fondos europeos de recuperación (fondo de resilencia) tras el Covid se van a emplear en proyectos de economía del hidrógeno verde: 1.500 millones se van a dedicar entre 2021 y 2023 a desplegar proyectos de hidrógeno en nuestro país que permitan empezar a abaratar costes.

–¿Cuándo se usó por primera vez hidrógeno marrón en la movilidad?

–Es una pregunta muy buena. Los coches se inventaron en el siglo XVIII y funcionaban con una caldera a vapor. En el siglo XIX se inventan motores propulsados con distintos combustibles. En 1807 tenemos el primer prototipo de un vehículo de hidrógeno que no llegó a nada porque rápidamente se utilizaron combustibles fósiles. En 1966 se desarrolló el primer vehículo con hidrógeno alimentando una pila de combustible y un motor eléctrico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios