Macarena Pérez Bravo | Actriz y cofundadora de Pata Teatro "Espero que se dejen los miedos a un lado y se vuelva al teatro"

  • Macarena Pérez Bravo fundó en 1998 junto a Josemi Rodríguez la compañía Pata Teatro

  • La actriz hace balance de la difícil situación que atraviesa la cultura

La actriz Macarena Pérez Bravo. La actriz Macarena Pérez Bravo.

La actriz Macarena Pérez Bravo.

La actriz malagueña Macarena Pérez Bravo lleva dos décadas luchando en el difícil mundo de los escenarios de la mano de Pata Teatro. Con la compañía ha producido un total de veintidós espectáculos. Debajo del tejado, una de sus últimas obras, no puede venir más al pelo de la situación actual. Se desarrolla en una comunidad de vecinos que viven en un edificio y narra cómo influyen las pequeñas acciones de cada uno en la vida de los demás. Esta obra familiar ganó un premio a la Mejor Autoría en el festival Fetén de Gijón. Pero ahora que ha quedado paralizado su trabajo sobre las tablas, su proyecto más inminente lo realizará para Factoría desde Casa. La actriz interpretará un texto dramático sobre el complicado confinamiento de una mujer escrito por el dramaturgo Pablo Bujalance.

–¿En qué punto les pilló esta crisis sanitaria?

–De imprevisto, como a todos. En febrero estuvimos en Fetén, la Feria de Teatro Europea para Niños de Gijón. Nos trajimos un premio y veníamos muy felices porque se iba a plasmar en mucho trabajo. Teníamos gira prevista, pero empezaron a llamar para cancelar funciones.

–¿Fue una caída en picado?

–Sí, primero las de escolares. Luego llegaron el resto es cascada, una tras otra. Unas 50 funciones afectadas. Algunas se han podido aplazar pero otras han sido directamente canceladas. Los teatros que tienen una programación anual es muy complicado alterarla. También para nosotros que tenemos fechas previstas para el último trimestre del año.

–¿Supone una pérdida económica irrecuperable?

–Pues sí, es un palo fuerte. Es cierto que ahora han salido ayudas del Ministerio para los actores que teníamos contratados en régimen de artistas y no los dejan desprotegidos, es un avance pionero en España, pero para las pequeñas empresas como nosotros nos supone un hoyo económico importante.

–¿Y a nivel emocional?

–Más aún. Que de un día para otro te veas en casa y que no puedas hacer nada porque tu trabajo implica contacto directo con el público, es un impacto muy duro.

–¿Cómo se está viviendo este cierre del sector?

–A nosotros lo que más nos come es la incertidumbre. Las funciones se han pospuesto a partir de septiembre pero no sabemos qué va a ocurrir. Nos estamos enfrentando a una enfermedad de la que no tenemos mucho conocimiento, ni cuándo vendrá la vacuna, ni si podremos seguir adelante o tendremos que volver a cancelar. Esta crisis nos obliga a reflexionar, a replantearnos muchas cosas.

"Cómo te puedes reinventar algo tan básico como es contar una historia frente a una persona"

–¿Y se puede reinventar el teatro?

–Muchas veces te planteas cómo te puedes reinventar con algo tan básico como es contar una historia frente a una persona. Hemos colgado contenidos pero somos conscientes de que es muy complicado poder llevar el teatro de una manera virtual. El acto de una representación tiene parte de ritual, donde se reúne una serie de energías que se crean entre el público y los personajes. Cómo se transforma esto. Estamos hablando de otros registros diferentes. Así que ahora nos encontramos en esta tempestad intentando llevarlo con mucho ánimo, porque es esencial. Confiamos en un futuro en el que todo esto mejore y podamos recuperar nuestra actividad laboral y nuestras vidas.

–¿Qué ideas han barajado?

–Son ideas locas, pero igual nos tenemos que plantear algo tipo Estudio 1, y hacer un vídeo de las nuevas obras para que se puedan disfrutar de otra manera. O hacer cosas en streamming para todo el mundo. Le estamos dando muchas vueltas a la cabeza, también pensando en un texto para una nueva producción de teatro infantil y familiar y realizando la preproducción de nuestro clásico de verano, por si podemos llevarlo a cabo.

–Con teatros cerrados, los rodajes paralizados, el panorama que se le presenta a toda industria es preocupante...

–Es difícil, sí. Sobre todo porque las medidas hablan de aforos reducidos, algo que los teatros públicos podrán más o menos asumir, pero que los privados, las salas pequeñas, no podrán afrontar. También es diferente la energía que se crea con el público si un espacio va a estar a la mitad. Igual luego funciona, pero esto es un experimento.

"Lorca decía dame medio pedazo de pan y un libro porque también había que alimentar el alma"

–Pata Teatro ha cumplido 21 años de trayectoria. ¿Cómo cree que le puede afectar este parón?

–Confío que vamos a tirar hacia adelante, que esto va a ser pasajero, que como mucho durará un año. Confiamos en que haya un futuro en el que podamos recuperar nuestro trabajo. Económicamente va a afectar y esperemos que no se comentan los errores del pasado. En la crisis de 2008 la cultura se dejó abandonada. Pero la cultura es un bien de primera necesidad y tenemos que ponerla en el lugar que se merece. Lorca decía dame medio pedazo de pan y un libro porque también había que alimentar el alma. Yo confío en que volveremos a la normalidad. Acabamos de pasar una crisis económica y cuando ya estábamos recuperándonos de repente otro hachazo de esta manera... Esto supone volvernos al casillero de salida.

–¿Confía en que vuelva el público al teatro?

–Sí, confío en que la gente tenga ganas otra vez de ver teatro, de disfrutar y recuperar las privaciones a las que nos hemos visto obligados. Espero que dejen los miedos a un lado y se vuelva al teatro, a disfrutar de una obra de una manera segura.

–¿El teatro no desaparecerá nunca?

–No, nunca. Ya estaba ahí en la prehistoria. Pero sí que es cierto que la sociedad tiene que ser consciente de que la cultura hay que preservarla porque forma parte de nuestra esencia, de lo que somos y cómo somos. Tenemos un patrimonio cultural inmenso y hay que ponerlo en el sitio que se merece. Deberíamos valorar lo que tenemos, sería lo justo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios