Miguel Delgado, periodista y escritor

"Tesla pensaba en un wifi planetario para transmitir la electricidad"

  • Miguel Delgado es el tesólogo más voraz del mundo hispano.

Miguel Delgado (Oviedo, 1971) es el tesólogo más voraz del mundo hispano. Sobre el genio serbocroata ha editado los dos textos autobiográficos recogidos en Yo y la Energía (Turner, 2011), además de recopilar, más recientemente, sus escritos y cartas entre 1890 y 1943 a través de Firmado: Nikola Tesla. "Nació antes de tiempo: ya en 1901 alertaba del agotamiento de los combustibles fósiles y hablaba de la energía solar y eólica. Por la radio, la corriente alterna, el motor eléctrico y el radiocontrol, debería ser reconocido y enseñado en las escuelas, incluso en sus errores. Era un personaje absolutamente inspirador".

-¿Fue Nikola Tesla un perdedor pese a sus victorias? 

-Una de las primeras cosas que sorprenden es que Edison sea tan conocido y Tesla haya sido prácticamente olvidado. Tenía unas ideas geniales, pero le faltaba esa concreción para convertirlas en algo comercializable. Edison siempre pensaba en inventos vendibles, Tesla quería cambiar el mundo. No dejó atrás una industria o una empresa como la General Electric de Edison o la RCA de Marconi. Pero él no se veía como un perdedor, era demasiado orgulloso. Y no perdió porque en realidad su sistema de corriente alterna es el que seguimos utilizando hoy. Los motores eléctricos también son los mismos. Nuestra civilización eléctrica tiene su huella.

-A veces estaba demasiado cerca de la imagen clásica del inventor chiflado.

-Si lo tomamos en su conjunto, es uno de los mayores genios de los dos últimos siglos. Lo justo es valorarlo así. Tesla vivió 86 años, y en los últimos 30 nos enfrentamos a una especie de autocaricatura: era muy maniático, hay quien piensa que tenía el síndrome de Asperger, no le gustaba dar la mano, estaba obsesionado con el número tres. Cuando empezó a desaparecer la gente de su época gloriosa, lo que quedó era un anciano que cuidaba palomas y que hablaba de excentricidades.

-Investigaba cómo controlar el clima.

-Pensaba en un sistema de transmisión inalámbrica de electricidad. Veía que a través de la corteza terrestre y la ionosfera era posible una especie de wifi planetario: toda la Tierra quedaría cubierta por una red de torres y por ahí subiría no sólo la información sino también la electricidad. Se podría generar la electricidad en cualquier lugar del planeta y enviarla sin cables a cualquier otro lugar, con un ahorro de costes brutal, hablaba de iluminar las ciudades con auroras boreales artificiales y de vehículos que tomarían su energía directamente del ambiente.

-¿Se quedó en la teoría?

-Tras unos experimentos en Colorado Springs, afirmó que había sido capaz de encender bombillas clavadas en el suelo a varias millas de distancia transmitiendo la energía de manera inalámbrica. Nadie ha logrado replicar eso. Es cierto que actualmente se investiga esta forma de transmisión para pequeños aparatos como móviles y marcapasos. También hay alguna investigación más ambiciosa que ve viable transmitir grandes cantidades de electricidad de manera inocua y a través del ambiente, pero está en mantillas. Han pasado cien años sin que nadie continúe la vía de Tesla.

-¿En qué consistía su rayo de la muerte?

-Ese nombre se lo dio la prensa. No era exactamente un rayo. En el periodo de entreguerras, Tesla piensa que si existiese un arma definitiva a la que cada país pudiese acceder, sería imposible que estallase otro conflicto porque todos tendrían miedo de todos, igual que en la carrera nuclear. En los años 30 anuncia un arma de partículas que destruye hasta 300 aviones simultáneamente. Después de su muerte, hay mucha gente convencida de que ese arma existe y de que sus planos fueron incautados. 

-También ideó una turbina sin aspas.

-Entonces no existían materiales adecuados para desarrollarla. Pero hoy se trabaja en ella.

-Cuéntenos la historia de la torre de Wardenclyffe.

-Iba a ser la primera de las torres que se irían levantando en el mundo, el primer punto de ese wifi planetario. La empezó a construir en Long Island con financiación de JP Morgan en 1901. Pero el 6 de diciembre de ese mismo año Marconi consigue hacer la primera transmisión de radio por mucho menos dinero. Tesla no le explicó a Morgan que su idea era transmitir electricidad de manera inalámbrica y presumiblemente gratuita, y Morgan tenía muchos intereses en la industria eléctrica y del cobre. El sistema de Tesla era mucho más caro que el de Marconi. Morgan le corta la financiación y Tesla se arruina. En 1917, cuando EEUU entra en la Primera Guerra Mundial, el Gobierno ordena derribar la torre por temor a que pudiese servir al espionaje alemán. El edificio lo compró Afga, la empresa de fotografía, que quiso tirar lo que quedaba de Wardenclyffe, pero una iniciativa logró recaudar por internet 1,2 millones de dólares y rescató el solar, donde se pretende construir un museo Tesla. 

-Marconi era un jeta.

-Para el Tribunal Supremo de EEUU, el padre de la radio es Tesla. Marconi pirateó 17 patentes suyas.

-Cataratas del Niágara, 1896.

-Fue la primera gran central eléctrica del mundo. Electrificar el Niágara suponía generar electricidad para una quinta parte de la población de EEUU. Lo que remarcó fue la consolidación del sistema basado en la corriente alterna de Tesla. Edison intentaba iluminar las casas con un sistema de corriente continua, que es mucho más ineficaz y obligaba a colocar un transformador cada pocas manzanas. Había invertido tanto dinero que no podía dejar que el sistema de corriente alterna triunfara. Primero la Exposición Colombina de Chicago de 1893 y luego la central del Niágara fueron la demostración de la victoria de Tesla.

-Si hubiese triunfado en todo, Tesla tendría terribles enemigos.

-Hay muchas voces convencidas de que su tecnología está asfixiada por los intereses de las grandes compañías eléctricas. También hay expertos que alegan que es una locura porque partía de principios incorrectos. Tesla encontró casi exacta la frecuencia de la tierra, que es lo que le permitiría transmitir la electricidad inalámbricamente... habría sido una enorme revolución. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios