Terrorismo

Madrid y París reivindican la dignidad de las víctimas de ETA

  • La ausencia de cargos del PP desluce el acto en La Moncloa con el Gobierno francés

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro francés, Edouard Philippe, en La Moncloa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro francés, Edouard Philippe, en La Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro francés, Edouard Philippe, en La Moncloa. / Mariscal / Efe (Madrid)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro francés, Edouard Philippe, reivindicaron ayer la dignidad y el coraje de las víctimas del terrorismo en la lucha contra ETA y rindieron homenaje a la cooperación policial y judicial que ha logrado la derrota de la banda.

Lo escenificaron en un acto organizado en el Palacio de La Moncloa, marcado por la ausencia de cargos institucionales que ostenta el PP y que habían sido invitados a la ceremonia, como los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García-Escudero.

Al acto, en el que Francia hizo entrega simbólica de más de 8.000 documentos y efectos intervenidos a ETA en su territorio, han acudido representantes de dieciséis de las veinte asociaciones de víctimas invitadas por el Ejecutivo, encabezadas por la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco.

Frente a la "tentación de la desmemoria", Sánchez subrayó la "obligación moral" de toda la sociedad de reconocer la valentía y el coraje del colectivo de víctimas del terrorismo y apostó por construir "un relato de la verdad". "La narrativa pertenece a las víctimas, no a los terroristas ni a quien les apoyaron", señaló en presencia de los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y del lehendakari, Íñigo Urkullu.

Habían sido también invitados al acto los ex jefes del Ejecutivo del PP Mariano Rajoy y José María Aznar, pero ambos, al igual que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, declinaron asistir.

El primer ministro francés puso en valor la cooperación hispano-gala a través de los años, personificada ayer en las juezas francesas Laurence Le Vert y Hèléne Davo, que recibieron la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica por su trabajo contra el terrorismo etarra.

"Porque estamos unidos y lo seguiremos estando, con determinación, seguiremos siendo invencibles", subrayó Philippe tras asegurar que aunque los respectivos gobiernos han podido tener divergencias políticas, nunca se debilitó su "solidaridad frente a la barbarie".

El dirigente francés tuvo palabras emocionadas para las víctimas y para el papel "nuclear" de las asociaciones, al tiempo que elogió la "abnegación" con la que han trabajado las fuerzas de seguridad, los magistrados y los fiscales franceses y españoles para acabar con la lacra terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios