España

Inquietud en Sanidad por los 96 casos importados en un mes

  • Simón avisa de que la apertura de fronteras es el "caballo de batalla"

  • Los casos se duplican en un día y el brote en Basurto deja un muerto

Pasajeros con sus maletas en las instalaciones de la Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Baraja. Pasajeros con sus maletas en las instalaciones de la Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Baraja.

Pasajeros con sus maletas en las instalaciones de la Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Baraja. / Eduardo Parra (EP)

El Ministerio de Sanidad notificó ayer que los fallecidos en España por coronavirus son 27.136, un dato que no varía desde hace tres días, aunque el rebrote en el hospital de Basurto (Bilbao) dejó un fallecido. En cualquier caso, el apagón informativo de Sanidad sobre la envergadura real de las muertes por coronavirus cumplió ayer 15 días. A pesar de las críticas por los informes de funerarias y del propio Instituto Nacional de Estadísticas que apuntan a que los fallecidos pueden rondar ya los 45.000, el Gobierno volvió a mantener congelada la cifra de decesos en 27.136 personas.

La cifra de personas que han perdido la vida en los últimos siete días, según el departamento de Salvador Illa, descendió a 40, aunque sí preocupan los contagiados, pues fueron registrados 167 en la última jornada, el doble de la víspera (84). Son un total de 242.280 positivos en pruebas PCR desde que comenzó la pandemia en España.

Asimismo, hubo 139 hospitalizaciones, para un total de 124.479, y 12 ingresos en UCI (11.613 en total). La mayoría de los casos volvieron a diagnosticarse en Madrid, que comunicó 62 de los nuevos positivos en un día y 14 defunciones en los últimos siete, mientras que Cataluña confirmó otros 36 casos en 24 horas y tres muertos en una semana, tres menos que Castilla y León, que registró tres infecciones más.

Preocupa el brote de coronavirus en el centro hospitalario vizcaíno de Basurto por la muerte de un paciente que estaba ingresado por otra enfermedad cuando se vio afectado por el este foco. Si el jueves eran 20 los contagiados en el hospital bilbaíno, ayer la cifra ascendió a 25, de los que siete están hospitalizados. Este estallido ha generado preocupación en el Gobierno vasco, que extremará las precauciones tanto en este centro como en otros de la comunidad, así como en ambulatorios, para tratar por todos los medios de que no se expanda el virus. Fernando Simón, responsable del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, admitió el brote de "alrededor de 25 casos y había 80 contactos en seguimiento.

Colau presionó para que el área metropolitana de Barcelona progresara por los bajos contagios

Por tanto, si no acaban apareciendo casos dentro de este grupo de seguimiento podríamos tener una cierta seguridad de que el brote está más o menos controlado. Pero no podemos decirlo inmediatamente. Hay que esperar los periodos de incubación adecuado. Puede llevar un par de semanas", explicó. Asimismo, insistió ayer en que, con la apertura de fronteras, el "caballo de batalla" está ahora en los casos importados, que se elevan a 96 en un mes, 24 de los cuales fueron detectados en la última semana. Simón alertó de que este número podría ir en aumento "a medida que se abren fronteras", por lo que todas las comunidades "van a tener que hacer un esfuerzo para controlar los casos y sus contactos".

"Se van a modificar los plazos y las cuarentenas; eso se modifica a medida que se van teniendo evidencias", dijo. Los 96 casos importados confirmados desde el pasado 11 de mayo corresponden a personas de determinados grupos que gozan de exenciones en las restricciones de movilidad y que vienen a nuestro país por causas de fuerza mayor o a trabajar, como pueden ser los diplomáticos. Y algunos vienen de zonas de alto riesgo.

De hecho, según el doctor, uno de los tráficos aéreos más importantes de España es con América, tanto Estados Unidos como América Latina, pero también pueden venir de otros países de la península Arábiga, el sudeste asiático o el norte de Europa. "Y ése es el reto que tenemos que poner en marcha", porque estos pequeños brotes, "si no se aplican medidas de prevención y control, podrían dar lugar de nuevo a transmisión comunitaria". Para evitarlo, se está reforzando Sanidad Exterior, que ya "está haciendo un trabajo enorme para reducir los riesgos". El director del CCAES puso como ejemplo Portugal, donde la evolución de la epidemia ha sido "muy buena desde el primer momento", pero en los últimos días ha sufrido un repunte de casos que han alcanzado los 421 notificados ayer, de los que 380 (un 90%) se detectaron alrededor de Lisboa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios