Vacaciones del presidente

Sánchez pasará la Navidad en la finca de las Marismillas en el Parque Nacional de Doñana

  • El presidente del Ejecutivo español tiene previsto reincorporarse a su despacho en Moncloa el 26 de diciembre tras pasar unos días de vacaciones en la finca, propiedad de Patrimonio del Estado.

Pedro Sánchez en Las Marismillas Pedro Sánchez en Las Marismillas

Pedro Sánchez en Las Marismillas / m.g.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebrará la Navidad junto a su familia en la finca de las Marismillas en el Parque Nacional de Doñana (Huelva), según han informado a Europa Press fuentes de Moncloa.

El presidente del Ejecutivo español tiene previsto reincorporarse a su despacho en Moncloa el 26 de diciembre tras pasar unos días de vacaciones en la finca, propiedad de Patrimonio del Estado, que también fue utilizada por los anteriores presidentes.

El día 24, Sánchez, a través de videoconferencia, felicitará la Navidad a los militares que se encuentran desplegados en operaciones en el exterior a bordo del portaeronaves Juan Carlos I, estacionado en la Base Naval de Rota (Cádiz), junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles. 

El palacio de las Marismillas es una construcción de estilo colonial de principios del siglo XX ubicada en el extremo sur de Doñana. Solo puede accederse a él cruzando el Guadalquivir desde Sanlúcar de Barrameda o, en bajamar, recorriendo 30 kilómetros de playa desde Matalascañas, un aislamiento natural que facilita mucho la tarea de los servicios de seguridad.

El pasado mes de agosto Sánchez se reunió con la canciller de Alemania, Angela Merkel, en la finca de las Marismillas, donde repasaron las principales cuestiones de la agenda bilateral y europea, con especial atención a la migración.

En su día, Felipe González invitó allí al entonces presidente francés, François Mitterrand (1988), al canciller alemán Helmut Kohl (1989) o al expresidente de la ya desaparecida URSS Mijail Gorbachov (1992).

José María Aznar, por su parte, invitó a la finca al entonces primer ministro británico, Tony Blair, que pasó en Doñana unos días justo después de negociar el acuerdo de Viernes Santo en la Semana Santa de 1998. Blair llegó tarde a esas vacaciones, precisamente por la negociación con el IRA, pero envió por adelantado a su familia y los Aznar los acogieron "con enorme gentileza" --según relata el ex premier en su autobiografía--. En esos días nació la amistad de ambos mandatarios.

Entre los invitados de Aznar estuvieron también el entonces presidente de México Ernesto Zedillo y el de Colombia, Andrés Pastrana. Con ambos compartió un fin de semana a principios de 2000 cuando los tres regresaban del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) y antes de una visita oficial del mexicano a España.

Aznar también llevó a Doñana al primer ministro marroquí Abderramán Yusufi, en julio de 2000, en un momento en que intentaba desbloquear la negociación del acuerdo pesquero UE-Marruecos. Un año más tarde, en cambio, al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, le recibió en la finca toledana de Quintos de Mora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios