España

Los CDR cortan la autopista AP-7 en Tarragona en plena crisis de Torra con los Mossos

  • Se preparan para pasar la noche en AP-7 en una protesta indefinida a la altura de L'Ampolla (Tarragona). Han coreado gritos de apoyo a los presos políticos y consignas para exigir la dimisión del consejero de Interior por las cargas en Gerona y Tarrassa.

Las protestas de los CDR en la AP-7. Las protestas de los CDR en la AP-7.

Las protestas de los CDR en la AP-7. / Europa Press

Comentarios 6

Los activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR) que a primera hora de este sábado han cortado al tráfico la AP-7 a su paso por L'Ampolla (Tarragona) se han provisto de mantas y sacos para pasar la noche en la carretera, en una protesta que han decidido mantener de forma indefinida, sin que los Mossos d'Esquadra hayan intervenido.

Decenas de miembros de los CDR han cortado a las 07:00 de este sábado la autopista, en la que han atravesado neumáticos, bidones, quitamiedos y ramas para impedir la circulación, lo que esta mañana ha dejado bloqueados durante horas a numerosos vehículos, sobre todo camiones, y ha obligado a desviar el tráfico por la carretera N-340.

Al caer la noche, los activistas independentistas han hecho un llamamiento para que se hicieran con agua, víveres, mantas, sacos y calefactores eléctricos, con la intención de dormir en la autopista y así mantenerla cortada.

De hecho, en una asamblea que han celebrado al mediodía, los miembros de los CDR han decidido mantener de forma indefinida su protesta, en la que exigen la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch, por las cargas de los últimos días a manifestantes contrarios a los actos en defensa de la Constitución convocados por Vox y el Partido Popular.

Los activistas, vestidos en algunos casos con chalecos amarillos como los que simbolizan las protestas en Francia, han pintado en la calzada de la autopista lemas como "el pueblo manda, el Gobierno obedece" y han coreado lemas para exigir la libertad de los políticos presos.

Por la mañana, el corte de la autopista ha derivado en momentos de tensión entre los activistas y algunos camioneros que han quedado bloqueados por la movilización y ha provocado hasta cuatro kilómetros de retenciones en la N-340, por la que se han desviado los vehículos que circulaban por la AP-7.

La situación del tráfico puede complicarse este domingo, si los CDR mantienen el bloqueo de la AP-7, al coincidir con la operación retorno con motivo del puente de la Constitución, en la que esta autopista -una de las principales redes viarias de la Península- suele ser un punto negro en cuanto a acumulación de retenciones.

Los Mossos d'Esquadra han desplazado efectivos al lugar de la protesta y, según han denunciado los CDR a través de sus cuentas de Twitter, han identificado a media docena de los activistas que mantienen la autopista bloqueada.

Reacciones políticas

El presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido en un acto en Murcia que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aplique cuanto antes el artículo 155 de la Constitución en Cataluña ante "una Generalitat que está desbocada" tras las agresiones a Mossos y cortes de autopistas.

En su cuenta de Twitter, el presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha considerado "una vergüenza" que el presidente catalán, Quim Torra, apoye a los que "cortan carreteras y acosan a los ciudadanos" mientras pretende "purgar a los Mossos que hacen cumplir la ley".

La acción de los CDR se produce en medio de la polémica por las cargas de los Mossos esta semana en Gerona y Tarrassa contra grupos de manifestantes que protestaban por concentraciones de Vox con motivo del 40º aniversario de la Constitución, criticadas por algunos partidos como ERC y la CUP.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha instado al consejero del Interior, Miquel Buch, a que "en breve" haga cambios y revise los protocolos de actuación de la policía catalana y está previsto que ambos políticos se reúnan mañana.

El titular de Interior reconoció que, "a simple vista", las imágenes de la actuación policial apuntaban a que algún agente pudo extralimitarse. Ante estas declaraciones, la Unión Sindical de la Policía Autonómica de Cataluña (USPAC) exigió a Torra y Buch "lealtad" por considerar que están "cargándose" la imagen del cuerpo y la SAP-FEPOL pidió la dimisión del consejero por "fiscalizar el trabajo de los agentes en vez de defender su profesionalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios