El rapero debe entrar en prisión

Pablo Hasel, detenido en la Universidad de Lleida

  • Los Mossos lo han arrestado tras desalojar a un grupo de simpatizantes que montaron una barricada para evitar la detención. Hasel ha gritado mientras lo detenían: "Nunca nos callarán".

  • Llevaba encerrado en el Rectorado de la Universidad desde este lunes

Pablo Hasel, en el momento de ser metido en el coche policial Pablo Hasel, en el momento de ser metido en el coche policial

Pablo Hasel, en el momento de ser metido en el coche policial / Europa Press

Los Mossos d'Esquadra han detenido este martes por la mañana al rapero Pablo Hasel, que este lunes se encerró en el rectorado de la Universidad de Lleida (UdL) junto a un grupo de personas para evitar ser arrestado y tener que cumplir la pena de prisión a la que le condenó la Audiencia Nacional.

Lo han detenido después de desalojar a los participantes en la protesta de dentro del edificio del rectorado, a los que han identificado, mientras desde fuera sus simpatizantes gritaban proclamas en su favor.

"No nos van a doblegar ni con toda la represión", ha gritado tras ser detenido Hasel, que será trasladado a prisión para cumplir su condena.

El rapero ha afirmado, al ser introducido en un coche de los Mossos d'Esquadra para ser conducido al Centre Penitenciario de Ponent: "No nos pararán, no nos callarán, muerte al estado fascista".

"Amnistía total, ganaremos, no nos pararán nunca, lucharemos hasta la victoria siempre", ha afirmado mientras era conducido por varios agentes de Mossos hacia el exterior del recinto universitario.

El rapero ha sido detenido en el rectorado de la Universidad de Lleida, donde se había encerrado este lunes, tres días después de que acabara el plazo que le dio la Audiencia Nacional para entrar voluntariamente en la cárcel a cumplir condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

70 identificados

En la operación de Mossos d'Esquadra para detener al cantante han sido identificadas unas setenta personas que le acompañaban en el encierro.

"Pablo Hasel, libertad", han coreado los jóvenes mientras el coche patrulla con Hasel abandonaba la universidad. Las instalaciones del rectorado han sufrido graves daños, y en los pasillos del edificio han dejado bancos y cristales rotos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios