Elecciones generales

El PSOE de Susana Díaz se resiste a que Sánchez acapare las listas

  • La dirección andaluza supedita la inclusión de María Jesús Montero en la lista de Sevilla a un acuerdo global

María Jesús Montero junto a Pedro Sánchez. María Jesús Montero junto a Pedro Sánchez.

María Jesús Montero junto a Pedro Sánchez.

"Nadie entendería que María Jesús Montero y Alfonso Gómez de Celis no lideraran la lista del PSOE al Congreso". De este modo, se ha manifestado este martes el diputado socialista sevillano Antonio Gutiérrez Limones, después de que la dirección del partido en la provincia de Sevilla, liderado por Verónica Pérez, no haya propuesto los nombres de la ministra de Hacienda y del delegado del Gobierno en Andalucía para que figuren en las listas del Congreso, tal como ha solicitado Pedro Sánchez

Gutiérrez Limones es el primero en malestar el proceder de la dirección susanista, toda vez que Montero se ha destacado, además, por ser una de las pocas ministras que ha sabido defender al Gobierno socialista en unos momentos muy complicados, justo cuando se rechazaba el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. 

Fuentes de la dirección del PSOE andaluz han indicado que no tienen ningún problema en que los ministros encabecen las listas, pero lo vinculan a un acuerdo global con Ferraz para toda la comunidad. Lo que no admiten es que los pedristas quieran "copar las listas, sin atender ni a la voluntad de los militantes ni a la de las direcciones territoriales". 

Como prueba de ello,desde la dirección citan el caso de la provincia de Sevilla, donde aseguran que los sanchistas demandan ocupar "tres de los cuatro puestos de salida" en la candidatura al Congreso, o la división interna de este sector en provincias como Granada, Cádiz, Málaga o Almería, "con varias propuestas diferentes sin la menor coordinación". "Desde el PSOE andaluz vamos a trabajar para que haya un acuerdo global que evite efectos colatorales pero tiene que existir voluntad de diálogo por ambas partes y no imposiciones a las bravas ni intentos de arrasar", han subrayado las mismas fuentes, que han rechazado que se intente "humillar lo que piensa la mayoría de la militancia de Andalucía".

La resistencia a aceptar los nombres de los ministros y de otros destacados pedristas se reduce a las provincias de Sevilla y de Huelva, ya que en Cádiz, el comité provincial del PSOE explicará que los militantes no han podido votar por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, porque no tiene carné, pero que es consciente de que existe el interés para que lidere la lista de Cádiz al Congreso. En Córdoba y Almería tampoco habrá mayores problemas para que los ministros Luis Planas y José Guirao encabecen, respectivamente, las candidaturas. 

Los ocho comités provinciales del PSOE propondrán este jueves a la dirección regional una lista, una vez que las asambleas locales hayan votado, pero será el comité federal el que decida la nómina final. Por eso, los pedristas dan por seguro que Montero y Alfonso Gómez de Celis irán, finalmente, por Sevilla.

A Gómez de Celis lo vienen rechazando desde que lideró los apoyos andaluces a Pedro Sánchez. Otra persona que genera la oposición de Susana Díaz es la oubense María Luisa Faneca, que fue la única andaluza en la Ejecutiva federal que no dimitió para forzar la dimisión de Pedro Sánchez. 

La razón por la que el presidente del Gobierno quiere un grupo parlamentario más leal es, precisamente, esto último, contar con su apoyo en el caso de que las elecciones generales no vayan bien. 

Susana Díaz y Pedro Sánchez coincidieron ayer en Granada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios