La crónica electoral

Pedro Sánchez alerta de un resultado que les puede dejar "helados"

  • Juanma Moreno le responde que la posibilidad de cambio alienta el voto al PP

  • Zoido pasa a ser el número cuatro de las europeas en sustitución de Garrido

Pedro Sánchez, este jueves en Alcalá la Real. Pedro Sánchez, este jueves en Alcalá la Real.

Pedro Sánchez, este jueves en Alcalá la Real. / José Pedrosa/EFE

No se puede vender la piel del oso antes de cazarla porque el lunes "nos podemos quedar helados". Pedro Sánchez ha entrado en la fase final de la campaña, la del zarandeo del electorado de izquierdas para que impida la suma de PP, Ciudadanos y Vox. Es su estrategia, pero también es cierto que nadie se atreve a pronosticar dónde puede llegar Vox este domingo. Huele a sofrito a la andaluza. Santiago Abascal llenó el miércoles en Sevilla en un palacio de congresos donde nadie más se ha atrevido a convocar esta campaña, este jueves ha tenido otro éxito en Valencia, sus candidatos provinciales andaluces ni han ido al debate de Canal Sur donde estaban invitados y hay quien le otorga hasta más de 50 escaños. En Alcalá la Real, donde el candidato socialista ha estado esta mañana, ha dicho: "Yo no creía que Trump fuese a ganar, porque las encuestas no daban, ni que fuese a salir el Brexit, porque las encuestas no daban, ni que fuésemos a perder la Junta de Andalucía, porque las encuestas tampoco daban, pues todo esto ocurrió".

Pedro Sánchez ha estado en Alcalá la Real, el pueblo de Jaén de donde han salido tres ex consejeros socialistas: Antonio Ávila, Felipe López y Elena Víboras. Después ha viajado hasta Pinos Puentes, en Granada, y el mensaje ha sido el mismo: "No demos las cosas por hecha, hay que salir a ganar, pero a ganar para gobernar". Susana Díaz calcula que el PSOE puede obtener en Andalucía medio millón de votos más que el pasado 2 de diciembre, debido, en su opinión, a un aumento de la participación. Ese adelanto de las elecciones andaluzas le vino muy mal al PSOE y, tremendamente, bien a Vox, porque la posterior negociación de la investidura de Juanma Moreno le sirvió de plataforma de lanzamiento a Santiago Abascal para las generales. Aquí dio a conocer su programa, su discurso contra la inmigración, las feministas y a favor de los toros y la caza.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha entendido el mensaje que quiere dar Sánchez, pero le da la vuelta. El temor de las izquierdas a la suma "motiva a que voten al PP en toda España". En un acto electoral en el Mercado Victoria de Córdoba, Moreno ha manifestado que en el PSOE "no han reflexionado bien la frase", porque "en Andalucía se ha producido el cambio, la transformación, la esperanza, la ilusión, el futuro y una bocanada de aire fresco que ha entrado a esta tierra". Es decir, que el presidente entiende que el cambio que sí se pudo producir en Andalucía es el modelo a seguir en toda España. 

De hecho, Pablo Casado, que ha estado en Barcelona, se ha referido a las cifras de empleo de la EPA, conocidas este lunes, para respaldar la fórmula andaluza para España. El número de parados subió en el primer trimestre de 2019, pero bajó en Andalucía. Según Casado, esto es fruto del nuevo Gobierno andaluz. Es un poco pronto para eso, pero los números respaldan su aserto de que "cuando los socialistas gobiernan en España, el empleo sale por la ventana". El líder del PP mantiene que su partido puede crear dos millones de empleo en una legislatura, a medio millón por año, que es el ritmo que se ha venido repitiendo en la última legislatura de Rajoy y los primeros meses de Pedro Sánchez.

En el PP andan descompuestos por el gol de Albert Rivera, al fichar al ex alcalde popular de la comunidad de Madrid, pero la escasa figura de Ángel Garrido comparada con la traición a sus compañeros de viaje de 25 años hace que se extiendan serias dudas de si a Ciudadanos le beneficia, en el resto de España, este tipo de maniobras de última hora. Garrido, que ha comparecido ya este jueves en un desayuno con Rivera, augura que hay "cientos de miles de garridos que votarán" al partido naranja.

Casado ha colocado al padre del político opositor venezolano Leopoldo López en el puesto 12 de su lista al Parlamento Europeo, el lugar que ocupaba el ex ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, que ahora asciende hasta el puesto número cuatro de la candidatura tras la marcha a Ciudadanos del ex presidente madrileño. El también ex alcalde sevillano consigue, de este modo, uno de los puestos seguros.

Las listas electorales al Parlamento Europeo -cuyos comicios se celebrarán el día 26 de mayo, coincidiendo con las autonómicas y municipales-- han sido ya registradas pero caben modificaciones hasta el próximo 30 de abril, fecha en la que serán proclamadas por la Junta Electoral Central y, por tanto, definitivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios