Comité federal

Pedro Sánchez tumba los nombres de Susana Díaz en las listas del 28-A

  • El PSOE andaluz ha presentado un voto particular para mostrar su desacuerdo con la comisión federal de listas

  • La secretaria general de los andaluces declara tras el varapalo: "Tomo nota"

  • Antonio Pradas, la gran apuesta de la ex presidenta, no irá a ninguna de las dos cámaras

Pedro Sánchez en el Comité Federal del PSOE Pedro Sánchez  en el Comité Federal del PSOE

Pedro Sánchez en el Comité Federal del PSOE / Efe

Primer varapalo de Pedro Sánchez a Susana Díaz tras la derrota de las elecciones autonómicas. La dirección andaluza del PSOE no ha conseguido cerrar un acuerdo con Ferraz para la elaboración de las listas del 28-A, hasta el punto de que los  andaluces han presentado un voto particular ante el dictamen de la comisión federal de listas. Posteriormente, el comité federal las ha refrendado con esta mayoría plena, aunque algunos dirigentes andaluces, como Susana Díaz, no han votado ante lo que es una verdadera purga de sus leales y de quienes se enfrentaron a Pedro Sánchez 2016.

En las listas donde no hubo acuerdo con Ferraz sólo hay una susanista, Sonia Ferrer, la segunda por Almería, porque la cordobesa María Jesús Serrano, ex consejera de Susana Díaz, ha sido enviada al puesto número tres del Senado. Es muy complicado que consiga el acta. Pedro Sánchez ejecuta, de este modo, lo que había solicitado, un grupo parlamentario de leales. El número dos del PSOE, José Luis Ábalos, ha manifestado, ante el enfado de Susana Díaz, que "éste era el momento del comité federal, porque son unas elecciones de carácter general". "Yo también tomo nota", ha añadido. 

Los dirigentes susanistas no se han abstenido, pero no han votado las listas. A la entrada en la sede de Ferraz, la ex presidenta de la Junta ha mostrado su enfado: "Nosotros en Andalucía hemos tenido la mano tendida en todo el proceso para hacer compatible las peticiones del federal con la decisión soberana de los militantes. Eso no ha sido posible, tomo nota y a partir de mañana todos a trabajar y buscar que tengamos el mejor resultado electoral posible el próximo mes de abril que será la antesala del mes de mayo”. 

El comité federal ha rechazado las listas que la dirección andaluza le presentó en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Almería. En el caso de Sevilla hay un revolcón pleno a la dirección susanista, ya que Ferraz ha sacado a todos los nombres proclives a la ex presidenta andaluza. No está, por ejemplo, Antonio Pradas, a quien la militancia colocó como número uno. Pradas se destacó por su oposición a Pedro Sánchez en 2016, y ha sido fulminado. Tampoco irá al Senado.

Así, la ministra María Jesús Montero es la número uno, seguido del sanchista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y de Beatriz Carrillo. La cuarta posición es para Francisco Salazar, otro miembro de la dirección federal que fue obviado por el susanismo. Salazar es persona de confianza del alcalde de Dos Hermanas y trabaja en Moncloa junto a la vicepresidenta Carmen Calvo. A él le sigue Eva Patricia Bueno. Para el Senado, el ex alcalde Antonio Gutiérrez va en la nómina.

Sánchez conversa con Narbona en el Comité Electoral del PSOE Sánchez conversa con Narbona en el Comité Electoral del PSOE

Sánchez conversa con Narbona en el Comité Electoral del PSOE / EFE

La negociación de Sevilla se complicó por Antonio Pradas. El número dos del PSOE, José Luis Ábalos, aceptó que fuese al Senado, pero la dirección andaluza insistió en que debía ir al Congreso y Salaza, a la Cámara alta. Con esta decisión, Pedro Sánchez envía un mensaje muy claro a la militancia andaluza, los tiempos de calma tensa con Susana Díaz han acabado. Así lo entendieron otras cuatro provincias, que optaron por entender con Madrid y colocar a los sanchistas y a los ministros en puestos de salida y salvar a los suyos en la nómina del Senado. 

En el caso de Cádiz, tras el ministro Fernando Grande-Marlaska, irá la jerezana Eva Bravo y el magistrado en excedencia Juan Carlos Campos, actual diputado. Ninguno de estos dos figuraba en la propuesta andaluza. Para el Senado, Ferraz ha colocado a la sanchista María Jesús Castro, miembro de la Ejecutiva federal. También están en la nómina senatorial la chiclanera Cándida Verdier y Alfonso Moscoso, alcalde de Villaluenga.  

El ministro de Cultura, José Guirao, encabeza la lista de Almería, seguida de Sonia Ferrer, que era una petición de la dirección provincial que se ha respetado. En Córdoba, será el ministro Luis Planas el que encabece la lista, seguido de Rafaela Crespín, otra de las críticas del susanismo. La dirección cordobesa había propuesto a la diputada María Jesús Serrano, pero al final ha sido desplazada al puesto tercero en el Senado. Sí conserva la tercera plaza en el Congreso el diputado Antonio Hurtado.

Las listas de Huelva, Jaén, Málaga y Granada están encabezadas por reconocidos sanchistas: María Luisa Faneca, Felipe Sicilia, Ignacio López y José Antonio Montilla. Son los mismos que habían elegido las respectivas direcciones provinciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios