Pasarela

Genética real: parecidos de herencia

  • Entre los nietos de los Reyes hay notables similitudes con otros miembros de la familia cuando eran pequeños. La infanta Sofía, hija menor de los Príncipes, guarda un gran parecido con su tía Cristina.

Comentarios 3

Cada vez que un niño llega al mundo lo primero que se le hace es sacarle parecidos. Y no iba a ser menos si se trata de los niños de la Familia Real. ¿A quién se parecen los descendientes de don Juan Carlos, a los que por fotos vamos 'viéndoles crecrer'? La lista de parecidos no podía empezar con otra que no fuera la infanta Leonor. La segunda en la línea de sucesión al trono tiene algunos rasgos de su madre, la princesa doña Letizia, como sus labios y la forma de sus ojos, pero sin ninguna duda es el vivo reflejo de su padre. Los ojos azules, la mirada caída, el pelo rubio, la sonrisa o la cara de niña dicharachera con la que aparece en muchas fotos recuerdan al príncipe Felipe cuando era niño.

La hermana pequeña, la infanta Sofía, también se parece a otro miembro de la Familia Real, pero en este caso no se trata ni de su madre ni de su padre. La más pequeña de los nietos de los reyes tiene un gran parecido con su tía, la infanta Cristina. Sofía tiene el pelo rubio, los ojos almendrados y una nariz chatilla que recuerdan a la hermana de su padre. Pocos meses después de nacer ya se decía que Sofía se empezaba a parecer a su tía, pero conforme va creciendo las similitudes entre las dos son cada vez más.

En el caso del mayor, el travieso Felipe Juan Froilán, es fácil decir a quién se parece. Tan solo con verlo se viene a la mente la imagen de su madre cuando era pequeña. Nada más nacer su padre, Jaime de Marichalar, ya anunció que el niño se parecía mucho a la infanta Elena ("el pobre, dijo textualmente). Quince años después así sigue siendo. Pelo rizado, sonrisa pícara y ojos rasgados son algunas de las similitudes entre madre e hijo. El fuerte carácter también es algo que tienen en común. Y aunque hasta ahora la otra hija de la primogénita de los Reyes, Victoria Federica, no se parecía a su madre, de hecho a quien más se parece es a su abuela paterna,conforme se va haciendo una adolescente va teniendo más rasgos en común con la infanta.

Entre los hijos de doña Cristina e Iñaki Urdangarín también hay semejanzas entre pequeños y mayores. El primogénito del matrimonio, Juan Valentín, es igualito que su padre, y no solo porque también practica balonmano. Altos, rubios, ojos azules y serios, así son ambos. En el caso de los otros tres hijos se van mezclando más los rasgos entre las dos familias. De Pablo se dice que se parece a su abuela materna. Al tercero de los hijos de los duques de Palma, Miguel, se inclina más hacia tíos de la rama paterna y la pequeña (y tímida) Irene tiene rasgos tanto de su padre como de su madre, aunque se dice que es "la más Borbón".

Entre los pequeños de las realezs europeas la primogénita de los reyes Felipe y Matilde de Bélgica, Elizabeth, tiene los ojos, la nariz y la sonrisa de su padre. En Dinamarca, el pequeño Christian, tiene rasgos tanto que le evocan a su padre, Federico. Y la heredera al trono de Holanda es igualica a su padre el rey Guillermo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios