Nuevo capítulo de la crisis en Cantora

Isabel Pantoja tiene 48 horas para responder al requerimiento notarial sobre las pertenencias de Paquirri

  • La cantante tiene de plazo hasta mañana para responder en la notaría de Medina Sidonia

  • El requerimiento lo han presentado Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez

Francisco y Cayetano Rivera tras la celebración de la Goyesca en Ronda hace unos años. Francisco y Cayetano Rivera tras la celebración de la Goyesca en Ronda hace unos años.

Francisco y Cayetano Rivera tras la celebración de la Goyesca en Ronda hace unos años. / D. S.

Nuevo capítulo en la crisis que se vive en Cantora. Los hijos de Paquirri y Carmina Ordóñez, Francisco y Cayetano Rivera, han movido ficha tras desvelar su hermano Kiko que las pertenencias del diestro de Barbate permanecen en la finca de Medina Sidonia y que su madre, Isabel Pantoja, las mantenía "escondidas" en una sala a la que sólo ella tenía acceso

Por tal motivo, el abogado que defiende los intereses de ambos hermanos, Joaquín Moeckel, se personó ayer martes en la notaría del municipio gaditano para que se le requiera a la cantante la entrega de este legado, incluido en un documento tras la muerte del torero.

Tras este requerimiento, la notaria de Medina Sidonia (localidad en cuyo término municipal se encuentra Cantora) se personó en la finca, donde fue recibida por Agustín Pantoja. Ambos mantuvieron una conversación de media hora, en la que se le hizo saber al hermano de la tonadillera que el plazo máximo para responder es de 48 horas, que acaba mañana jueves, a las dos de la tarde

Una vez realizado este procedimiento, Isabel Pantoja -o su representante legal- puede actuar de diversas formas. No contestar, alegar (como ya hizo en su día) que dichas pertenencias fueron robadas, entregar sólo un parte de ellas o devolver todo lo que se requiere.  

Tras el testimonio de "un testigo de excepción"

El requerimiento, como explica el letrado sevillano, se hace tras el testimonio de Kiko Rivera, el cual es "un testigo de excepción", por ser uno de los dueños de Cantora, donde se encuentra ese legado. "Una vez que los hermanos Rivera Ordóñez han tenido conocimiento de esas declaraciones, se ha pasado de la indignación a la acción. En vez de ir a los medios de comunicación, hemos acudido a reclamar los bienes a una notaría", detalla Moeckel. 

Entre las pertenencias que se requieren se encuentran una escopeta, un tomavista súper 8, una pitillera, una capilla portátil, dos cordones con medallas, cuatro muletas, 12 capotes, seis trajes de luces (dos sin estrenar y cuatro ya usados), un traje corto, dos camisas de torero y dos capotes de paseo. 

La decisión que tome la tonadillera ante el requerimiento tendrá especial incidencia no sólo para Francisco y Cayetano, sino para su hijo Kiko, con quien ha roto relaciones. Si no contesta acabado el plazo o mantiene el argumento de que las pertenencias fueron robadas, su imagen (bastante dañada ya) podría verse aún más perjudicada ante la opinión pública. Si, finalmente, decide devolverlas, supondrá admitir que ha estado engañando este tiempo, aunque este gesto contribuiría a la reconciliación con su primogénito.

Y todo ello ocurre cuando la cantante acaba de sacar nuevo disco al mercado, cuyas ventas supondrían un alivio económico para la economía familiar, sacudida por las muchas deudas que, según ha trascendido, mantiene a día de hoy. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios