Nuevas parejas

Lucía Rivera y Marc Márquez, amor y éxito en una misma pareja

  • La joven modelo y el piloto de MotoGP viven una historia de amor que compatibilizan con unas apretadas agendas

Lucía Rivera con uno de sus últimos cortes de pelo. Lucía Rivera con uno de sus últimos cortes de pelo.

Lucía Rivera con uno de sus últimos cortes de pelo. / M. G.

Las vísperas de primavera siempre florecen parejas nuevas. Jóvenes, exitosos y guapos, los últimos en caer ante las flechas de Cupido han sido el piloto de MotoGP Marc Márquez y la modelo Lucía Rivera. La nueva pareja fue vista de paseo por las calles de Barcelona, donde mostraron esa pasión con la que arrancan las nuevas parejas. Fotografiados por la revista ¡Hola!, se ha podido saber que la pareja disfrutó de una cena romántica en un restaurante cercano a la Diagonal, "están encantados" y llevan varios meses saliendo juntos, según informa la revista.

Ver esta publicación en Instagram

❤️

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el 14 Feb, 2019 a las 2:52 PST

Como si estuvieran predestinados, la pareja vive su amor de forma intensa pero con cautela. Ella, que confesó hace unos meses que Márquez era "su chico ideal, guapo, guapísimo", disfruta tanto de lo personal como de lo profesional. Cotizada modelo, la hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera, quien la adoptó cuando era pequeña, es icono para las jóvenes millennials, que ven en ella una it girl a la que imitar estilismos.

La joven, que por su profesión vive entre Madrid y París, últimamente también viaja mucho a Barcelona. De ahí que se haya podido ver a la acaramelda pareja, que es capaz de sacar tiempo en sus apretadas agendas para verse cuando tienen tiempo. A pesar de que el amor, cuando llega y es desenfrenado, invite a dejar a un lado otras facetas de la vida personal de cada uno, la joven está completamente centrada en su carrera como modelo. Prueba de ello es su cuenta de Instagram, de la que ha borrado algunas fotos familiares para mostrar un perfil más profesional y acorde con las necesidades de un influencer. Este mismo verano, los medios se hacían eco del deseo de Lucía de deshacerse de sus apellidos por el peso que conllevan. La joven, que ya es una modelo cotizada, no quiere ser conocida por ser hija de.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el 1 Dic, 2018 a las 12:10 PST

Siempre en el punto de mira, Rivera ha visto cómo muchos cuestionan su delgadez –como si la genética no tuviera que ver en eso– y ha tenido que hacer frente a todo tipo de críticas por algunas de sus instantáneas colgadas en Instagram. Un posado semidesnuda, un paseo por Gran Vía en bañador... Todo es motivo de cuestionamiento a la hija de Blanca Romero. Aunque muchas veces esto trascienda a lo físico y se traslade a lo más íntimo y personal.

Su relación con su padre adoptivo, Cayetano Rivera, y su no relación con el biológico siempre suscitan un interés fuera de lo común. Con el primero asegura llevarse a las mil maravillas, como muestra en redes sociales, mientras que del segundo no quiere saber absolutamente nada. En ella cobra peso aquello de que padre es el que cría, cuida y mima.

En el ámbito sentimental, la joven ha visto cómo al cumplir su mayoría de edad el interés por saber de sus relaciones sentimentales se ha disparado. A la joven modelo se la había relacionado anteriormente con el cantante del grupo Taburete e hijo de Luis Bárcenas, Willy Bárcenas, y posteriormente con el torero Gonzalo Caballero. Con relaciones previas o sin ellas, con una relación estable o un simple affaire, Lucía Rivera puede que a estas horas ande disfrutando de la celebración de la que parece su actual pareja, ya que el piloto de MotoGP cumple hoy 26 primaveras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios