Hollywood

Alejandra Silva, la 'Pretty woman' de Richard Gere

  • La estrella de Hollywood, de 69 años, y su esposa, de 35, serán padres el año que viene. Alejandra es española, empresaria y divorciada de un magnate de la minería.

Richard Gere y Alejandra Silva, este verano Richard Gere y Alejandra Silva, este verano

Richard Gere y Alejandra Silva, este verano / Instagram

El idilio entre la pareja más internacional comenzó en la Costa Amalfitana. Positano fue el enclave perfecto para que surgiera el amor entre Richard Gere y Alejandra Silva. Las primeras noticias que trascendieron sobre esta relación fueron cuando se conocieron en Villa Treville, una imponente finca que administraba Silva y que era propiedad de su ex marido, el magnate de la minería Govind Friedland. Conforme fue pasando el tiempo comenzaron a mostrarse juntos en más eventos sociales, así fue como el mundo descubrió quién es la empresaria española que había conquistado el corazón del actor.

Previo a su historia de amor con el protagonista de Shall we dance?, Alejandra Silva estuvo casada con un magnate cuya fortuna asciende, según Forbes, a más de 750 millones de euros. El divorcio del matrimonio fue difícil pero discreto, aunque hubo momentos tensos, como cuando ella le reclamó 100 millones de euros para la manutención del hijo en común de la pareja. A pesar de las discrepancias iniciales consiguieron llegar a un acuerdo y las dos partes quedaron satisfechas con la resolución del mismo.

Por otro lado, Richard Gere acababa de terminar una relación con la actriz Carey Lowell, que es la madre de su único hijo hasta ahora. Los actores estuvieron juntos casi dos décadas pero la armonía entre ellos se rompió cuando Gere se convirtió en un budista devoto. Esto hizo que la pareja tomara caminos distintos porque el actor buscaba una vida más tranquila, mientras que Carey prefería una vida más social y mundana.

La pareja se ha mudado a Nueva York para conciliar la vida familiar

La pareja formada por Alejandra Silva y Richard Gere vivió durante el primer año de relación separada, ella en su lujosa mansión en Madrid y él en Nueva York. Sin embargo, en 2017 decidieron mudarse juntos y fue Silva la que se trasladó a la Gran Manzana para instalarse con su amor.

La empresaria se trasladó a la ciudad que nunca duerme con su pequeño de 5 años, al cual ha escolarizado en un colegio allí. Un hecho que a priori podría ser un inconveniente para el padre del niño, ha resultado ser beneficioso para él. Fiedland pasa mucho tiempo en Nueva York por cuestiones de negocios y que el niño resida en Estados Unidos es un plus para él, ya que así puede pasar con él más tiempo.

La pareja muestra su lado más solidario colaborando en fundaciones

La internacional pareja comparte un objetivo común en la vida y es poner su granito de arena para que el mundo sea un lugar mejor. Para ello colaboran en obras benéficas y recaudan fondos para los más necesitados. Además, Silva desde que está con uno de los hombres más atractivos de Hollywood, desempeña un rol importante en la Gere Foundation, la entidad sin ánimo de lucro del protagonista de Oficial y caballero.

Tras la boda celebrada el pasado mayo, Silva y Gere están de enhorabuena por la llegada de un nuevo retoño al hogar. El seductor galán de Pretty Woman será padre de nuevo a los 69 años, pero no quisieron dar la noticia del embarazo hasta que el Dalai Dama lo supiera. La buena nueva ha sido revelada una vez que se ha superado el primer trimestre. De este modo, el estadounidense ha dejado patente cómo de importante es la influencia espiritual del budismo en su vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios