Visita de Beckham a Madrid Sir David Beckham: llegó, vio y venció

  • El futbolista inglés volvió a la capital madrileña, tras un año de ausencia, como embajador de relojes Tudor.

Posado de Beckham en Madrid en su aparición como padrino de una marca de relojes. Posado de Beckham en Madrid en su aparición como padrino de una marca de relojes.

Posado de Beckham en Madrid en su aparición como padrino de una marca de relojes. / Efe

Enfundado en un traje gris marengo con corbata a juego y pañuelo en el bolsillo izquierdo que le sentaban como un guante, y con una sonrisa radiante, Sir David Beckham triunfó en su fugaz posado de minuto escaso ante numerosos medios de comunicación, como embajador de la campaña de relojes Tudor #Borntodare ( Nacido para atreverse).

El ex futbolista no perdió la sonrisa ante las cámaras. El ex futbolista no perdió la sonrisa ante las cámaras.

El ex futbolista no perdió la sonrisa ante las cámaras. / Equipo Singular

Pese a no cumplir con la puntualidad británica tan característica de su país natal, el ex futbolista inglés captó todas las miradas en un lujoso hotel de Madrid, no solo por su estética cuidada, sino por su medida simpatía. En los alrededores de la Plaza de España se concentraban desde horas antes multitud de fotógrafos que esperaron ansiosos su llegada. Sin embargo, salvo la sonrisa, nada más pudieron sacar los periodistas presentes que se quedaron con las ganas de preguntarle por su mujer, la ex Spice Girl y ahora diseñadora Victoria, o sus hijos, entre los que se encuentra Cruz, nacido en Madrid durante su estancia en el Real Madrid.

Ya en la fiesta exclusiva organizada por la marca , en una terraza o sky bar, tan de moda en la capital , los más de 200 invitados pudieron admirarlo buceando en mar abierto en un vídeo promocional, escucharlo alabando a Madrid y, y sobre todo, posando con la estrella, que por su aspecto, no ha perdido brillo con el paso de los años. Si en el photocall su posado fue fugaz, en la fiesta nadie se fue sin su foto/selfie con este icono de nuestro tiempo, que parecía no tener prisas por acabar. Puso de manifiesto que es todo un caballero inglés y, un magnífico embajador y que, pese a estar retirado del deporte profesional, sigue inspirando a generaciones que admiran su actitud ante la vida. De ahí la apuesta de Tudor, que lo considera perfecto para encarnar el espíritu de la marca.

Además de ser uno de los jugadores de fútbol más admirados de la historia, Beckham se ha convertido en un icono de estilo y muchas firmas cuentan con él como imagen de campaña, e incluso ha sido el diseñador de la colección David Beckham Bodywear para H&M. Desde su retirada en 2015, ha sabido reinventarse creando la firma Kent & Curwen, de la que es copropietario. Aunque personalmente él ha manifestado que en su día a día le gusta vestir de manera informal, con camisetas y deportivas, también sabe adaptar su vestuario a las grandes ocasiones.

El deportista y filántropo, que lucía en su muñeca derecha, donde no cabía un tatuaje más, su reloj Black Bay S&G de submarinismo, manifestó , eso sí en inglés, que estaba encantado de volver a Madrid tras un año de ausencia, donde tuvo una maravillosa experiencia jugando en un gran equipo como el Real Madrid y, donde pasó cuatro años increíbles con su familia. Recordó que aquí nació su tercer hijo, Cruz, y que la capital es una gran ciudad. Con estas palabras se ganó a todos y dio pie a que la fiesta de presentación de la campaña #Borntodare se disfrutara al máximo bajo el cielo de Madrid.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios