Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Pasarela

Carlos Falcó, el caballero de los vinos

  • El marqués de Griñón se casó cuatro veces, tuvo cinco hijos y seis nietos.

  • Su último matrimonio con Esther Doña fue el más turbio.

Carlos Falcó, que ha fallecido a los 83 años de edad, en una imagen reciente. Carlos Falcó, que ha fallecido a los 83 años de edad, en una imagen reciente.

Carlos Falcó, que ha fallecido a los 83 años de edad, en una imagen reciente. / Efe

La maldita pandemia que estos días asola nuestro país acababa este viernes con la vida de un personaje muy relevante de la crónica social. El marqués de Griñón era mucho más que el padre de Tamara Falcó, aunque tras la victoria de su hija en Masterchef Celebrity comenzara a llamársele así. Aunque en los últimos meses ha vivido bajo la sombra de su hija, Carlos Falcó ha sido un importante empresario y un nombre de primer nivel en la aristocracia nacional.

Tamara Falcó y su padre, en un avento público. Tamara Falcó y su padre, en un avento público.

Tamara Falcó y su padre, en un avento público. / Efe

Nacido en 1937, era el quinto marqués de Griñón, un título creado durante la regencia de María Cristina de Borbón. Su nombre saltó al papel couché a raíz de su matrimonio con Isabel Preysler, entonces famosa como ex esposa de Julio Iglesias. Antes que ella otras grandes damas de la crónica social como Naty Abascal, Cristina Onassis o Sandra Gamazo, alternaron con el marqués.

Isabel Presyler, su segunda esposa, y el marqués en los 80. Isabel Presyler, su segunda esposa, y el marqués en los 80.

Isabel Presyler, su segunda esposa, y el marqués en los 80.

Falcó pasó por la vicaría nada menos que cuatro veces. Su primer matrimonio se celebró en 1963, cuando tenía tan sólo 26 años. La afortunada fue Jeannine Girod, heredera de una familia de joyeros suizos a la que conoció en Estados Unidos cuando estudiaba Ingeniería Agrónoma. La pareja tuvo dos hijos, Manuel (heredero del marquesado) y Xandra, que siempre ha sido su predilecta. Girod abandonó al marqués a finales de los 60 cuando se enamoró del ex presidente del Real Madrid, Ramón Mendoza.

El desamor se apoderó de él un tiempo y no volvió a casarse hasta 1980, cuando se enamoró perdidamente de Isabel Preysler. Un año después del enlace nacería Tamara, pero en 1985 firmaron el divorcio. Fue entonces cuando conoció a su tercera mujer, Fátima de la Cierva, bisnieta del duque del Infantado y madre de sus otros dos hijos: Duarte y Aldara. Tras veinte años de unión, Falcó se divorció de nuevo para embarcarse en su último y tormentoso matrimonio.

Falcó con su última mujer, Esther Doña, 40 años más joven. Falcó con su última mujer, Esther Doña, 40 años más joven.

Falcó con su última mujer, Esther Doña, 40 años más joven. / Vanity Fair

A finales de 2015 comenzó a salir con una ex modelo afincada en Londres con la que se llevaba 40 años: Esther Doña. Un año más tarde se registraron como pareja de hecho, y en 2017 se casaron por lo civil. Los cinco hijos y seis nietos del marqués nunca aceptaron a Doña y el escándalo sobre el saqueo de las cuentas de la hoy marquesa viuda ha estado siempre en la picota, así como los rumores sobre el elevado tren de vida que ella le exigía a Falcó.

Su amor por una mujer 40 años más joven fue rechazado por su entorno, que la acusaban de despilfarrar

Uno de los episodios más turbios de esta relación tuvo lugar hace un año, cuando Esther interpuso una denuncia contra el fallecido por presuntos malos tratos que le hizo pasar una noche en el calabozo. Tras el incidente, la pareja emitió un comunicado quitando hierro al asunto.

Su amor por una mujer 40 años más joven hizo que el padre de Tamara se comenzase a preocupar por su aspecto físico. En junio de 2016 se realizó un transplante de pelo valorado en 8.000 euros y, meses después, se quitó las bolsas de los ojos en una intervención que rondó los 5.000.

Falcó con Tamara cuando era una niña. Falcó con Tamara cuando era una niña.

Falcó con Tamara cuando era una niña. / Instagram

Además de conquistador y aristócrata, el marqués de Griñón ha sido un importante empresario de vinos y aceites. Desde joven se propuso sacar adelante las bodegas que llevan el nombre de su linaje y ha estado trabajando en ellas hasta el final de sus días. Falcó era también presidente del Círculo Fortuny, una asociación que agrupa las marcas de lujo españolas, y vicepresidente de la Real Academia de Gastronomía. Desde 2017 estuvo también al frente de la Asociación del Lujo europeo, que aglutina firmas como Louis Vuitton.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios