Pasarela

Modistas solidarias

  • Diseñadores como Vicky Martín Berrocal y Juan Avellaneda impulsan una iniciativa para coser material sanitario.

Vicky Martín Berrocal, en su taller, que estos días cose batas quirúrgicas. Vicky Martín Berrocal, en su taller, que estos días cose batas quirúrgicas.

Vicky Martín Berrocal, en su taller, que estos días cose batas quirúrgicas.

Son muchas las personas y empresas que están poniendo a disposición de la sociedad y el Gobierno todos los medios a su alcance para ayudar a combatir la crisis sanitaria del coronavirus. En la industria de la moda no han sido menos y varias firmas han anunciado su colaboración con la causa. Inditex, Mango, H&M, Pronovias y El Corte Inglés son algunas de las que han arrimado el hombro. El martes mismo llegaron a España los dos millones de mascarillas donados por Mango al Ministerio de Sanidad. El material ha aterrizado en el aeropuerto de Zaragoza, desde donde Mango iniciará su distribución para hacerla llegar a los centros hospitalarios de todo el país, utilizando su propia red logística. La asociación Modistas Solidarias está llevando a cabo una campaña muy seguida por personas anónimas, y también por famosos, actores, modelos e incluso chefs. Paz Vega, Natalia Verbeke, Melani Olivares, Eugenia Silva, Ariadne Artiles, María Esteve y Blanca Padilla, así como los presentadores Javier Cárdenas y Paz Padilla y el cocinero Mario Sandoval son algunos de los rostros conocidos que aprovechan el aislamiento en casa para coser mascarillas y material sanitario a fin de donarlos a centros sanitarios, entidades públicas y residencias de mayores. La iniciativa cuenta también con el respaldo de influencers como Laura Escanes, Alba Díaz, Ana Verasite, Paula Pérez y Dani Illescas, entre otros.

Paz Padilla muestra la mascarilla que acaba de confeccionar. Paz Padilla muestra la mascarilla que acaba de confeccionar.

Paz Padilla muestra la mascarilla que acaba de confeccionar. / Instagram

Modistas Solidarias es un proyecto promovido por la firma de moda sostenible Wolflamb. La firma se apoya en el tirón mediático de actores, modelos, cocineros e influencers para hacer un llamamiento a todas las personas que "tengan conocimientos básicos de costura y dispongan de los recursos necesarios para la creación de mascarillas", ha explicado María Cordero, diseñadora y propietaria de la marca.

El diseñador Juan Avellaneda, uno de los promotores de la idea. El diseñador Juan Avellaneda, uno de los promotores de la idea.

El diseñador Juan Avellaneda, uno de los promotores de la idea. / Instagram

"Me emociona ver que el proyecto esté llegando a tener tanto alcance", dice Cordero, quien asegura que son muchos los españoles que están colaborado, "desde los que se ofrecen para el transporte del material hasta las propias costureras". El objetivo de este movimiento es poder ayudar a "los verdaderos héroes" de esta pandemia, y para ello los diseñadores Vicky Martín Berrocal y Juan Avellaneda se han puesto al frente de esta acción y utilizan sus talleres para la confección de batas quirúrgicas que serán también enviadas a los hospitales más necesitados.

Profesionales sanitarios con una donación de Modistas solidarias. Profesionales sanitarios con una donación de Modistas solidarias.

Profesionales sanitarios con una donación de Modistas solidarias. / Instagram

Ante la escasez de material y la extrema necesidad, Modistas Solidarias decide volcar sus esfuerzos en la confección de mascarillas "caseras" para poder dotar de uno de los complementos indispensables del equipo de protección individual contra el coronavirus.

La firma Wolflamb ha promovido esta iniciativa a la que se han sumado marcas y modistos

Un gran número de famosos se han hecho eco de esta iniciativa en sus redes sociales con el fin de conseguir un mayor número de costureras. Wolflamb pone a su disposición material textil y equipo humano para la elaboración de todas las mascarillas que sean necesarias. También fruto de esta idea, muchos voluntarios se han ofrecido a coser o donar tejidos para la fabricación de estos recursos, y para ello la marca comparte las instrucciones necesarias para confeccionar las mascarillas desde casa.Hasta la fecha, Modistas Solidarias ha entregado más de 4.000 mascarillas a la Policía Local, Policía Nacional, Ambulatorio y Centro de Salud de Torrent (Valencia) y a los departamentos de neumología, oncología y pediatría, neonatos y urgencias del Hospital General de Valencia.

Una costurera cose una mascarilla en una fábrica textil. Una costurera cose una mascarilla en una fábrica textil.

Una costurera cose una mascarilla en una fábrica textil.

La iniciativa ha crecido tanto en los últimos días que numerosos centros de toda España se han puesto en contacto para poder recibir este equipamiento. El equipo de Wolflamb está organizando todos los recursos y coordinando la fabricación de "2.000 mascarillas al día", dice María Cordero, para quien el objetivo final es entregar 10.000 mascarillas en los próximos días a "las más de 110 solicitudes de centros con colectivos de riesgo como hospitales y residencias de mayores".

Está previsto que también se entreguen estas mascarillas en centros sanitarios, como el Hospital 12 de Octubre de Madrid, el Hospital de Donostia, o el Almacén Central de la Plataforma Logística Sanitaria de Granada, entre otros muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios