17 cumpleaños de la primogénita de Guillermo y Máxima Amalia, a un año de la mayoría

  • La heredera al trono holandés asumirá una agenda oficial propia el año próximo

  • Antes tendrá un año sabático para viajar y conocer la realidad de su país

La princesa Amalia, la hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda. La princesa Amalia, la hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda.

La princesa Amalia, la hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda. / Instagram

Amalia de Holanda cumple este lunes 17 años y ya vislumbra en el horizonte el arranque de sus obligaciones oficiales como princesa heredera.

El rey Guillermo, con su hija Amalia en brazos, pocos meses después de nacer. A su lado, Máxima. El rey Guillermo, con su hija Amalia en brazos, pocos meses después de nacer. A su lado, Máxima.

El rey Guillermo, con su hija Amalia en brazos, pocos meses después de nacer. A su lado, Máxima. / Efe

Aunque sus padres, los reyes Guillermo y Máxima, han querido salvaguardar su intimidad hasta que sea mayor de edad y tenga que asumir una agenda oficial, este hecho ocurrirá justo dentro de un año, cuando cumpla 18.

Amalia de Holanda y su hermana Alexia con su padre, el rey Guillermo, en un acto oficial. Amalia de Holanda y su hermana Alexia con su padre, el rey Guillermo, en un acto oficial.

Amalia de Holanda y su hermana Alexia con su padre, el rey Guillermo, en un acto oficial. / Efe

La heredera al trono de los Países Bajos es una de las futuras reinas de Europa con menos presencia institucional hasta el momento. A la princesa Amalia le esperan a partir de ahora unos meses decisivos en los que tendrá que decidir qué camino tomar en su futuro, dónde pasará su año sabático, qué carrera estudiará, si hará el servicio militar en su país o no, y si aceptará o no un sueldo desorbitado a ojos de una sociedad que afronta las consecuencias de la pandemia.

Amalia, con sus hermanas Alexia y Ariadna y su madre, la reina Máxima. Amalia, con sus hermanas Alexia y Ariadna y su madre, la reina Máxima.

Amalia, con sus hermanas Alexia y Ariadna y su madre, la reina Máxima. / Efe

Ha estado siempre sometida a un escrutinio minucioso, y lo seguirá estando más que nunca porque cada gesto y cada paso determinará la popularidad de la futura reina de Países Bajos.

La princesa con su madre, la reina Máxima, durante una videollamada con motivo del cumpleaños de su padre. La princesa con su madre, la reina Máxima, durante una videollamada con motivo del cumpleaños de su padre.

La princesa con su madre, la reina Máxima, durante una videollamada con motivo del cumpleaños de su padre. / Efe

Con motivo de su cumpleaños, la casa real holandesa ha anunciado que le dedicará a Amalia esta semana entera con "pequeños e íntimos festejos". Con mucha precaución y siguiendo las recomendaciones sanitarias, serán encuentros con tres personas al día, representantes de la sociedad holandesa que pondrán a la heredera al día de lo que ocurre en su país. Como ha explicado su madre en una conversación con la ANP, "las festividades están determinadas y limitadas por las reglas (...) Tienes que conformarte con lo que tienes y nosotros lo aprovecharemos al máximo".

Amalia de niña (centro), con sus padres y sus dos hermanas. Amalia de niña (centro), con sus padres y sus dos hermanas.

Amalia de niña (centro), con sus padres y sus dos hermanas. / Efe

Aparte de las responsabilidades, cuando tenga 18 años la princesa Amalia empezará a percibir el salario que le corresponde para pagar a sus empleados y cubrir los gastos de su trabajo como heredera, e incluso un sueldo personal. Casi un millón y medio de euros al año, unos 4.000 euros cada día, que algunos políticos holandeses consideran abusivo. En la vecina Bélgica, la princesa Isabel rechazó su sueldo mientras esté estudiando, cosa que Amalia probablemente no hará. Sí dedicará un tiempo a viajar y a sus aficiones: el hockey, el judo, el ballet, la equitación, el violín y, al igual que su madre, la moda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios