Pasarela

El príncipe Andrés: castigado sin 'cumple'

  • Isabel II ha cancelado el evento con el que el duque de York iba a celebrar su 60 aniversario.

  • La fiesta se ha quedado en una simple cena familiar.

El príncipe Andrés e Isabel II de Inglaterra, en una evento oficial. El príncipe Andrés e Isabel II de Inglaterra, en una evento oficial.

El príncipe Andrés e Isabel II de Inglaterra, en una evento oficial. / Efe

Isabel II de Inglaterra, famosa por manejar con mano de hierro las salidas de tono de sus hijos y nietos, no quiere ni oír hablar de fiestas con lo que está cayéndole a su hijo, el príncipe Andrés. Por eso ha decidido cancelar la fiesta que el duque de York estaba organizando para celebrar sus 60 años, edad a la que llegará el próximo 19 de febrero. El fastuoso evento se ha quedado en un encuentro familiar de puertas adentro en Buckigham. Otro escarmiento más para Andrés de York, presuntamente relacionado con el caso Epstein, quien la semana pasada ya anunció su retirada de la vida pública.

Isabel II y el duque de York, en carroza en un desfile. Isabel II y el duque de York, en carroza en un desfile.

Isabel II y el duque de York, en carroza en un desfile. / Efe

La independencia de muchos miembros de la corona inglesa y la insostenible situación política en una Inglaterra a favor o en contra del Brexit han hecho que se declare el estado de crisis en Buckingham. Isabel II tiene sobrada experiencia y un extenso currículum a sus espaldas para aguantar cuando vienen mal dadas, pero ya tiene 93 años. Y qué decir del duque de Edimburgo, con 98.

El príncipe Andrés, de uniforme militar en los años 70, con su madre, la reina Isabel. El príncipe Andrés, de uniforme militar en los años 70, con su madre, la reina Isabel.

El príncipe Andrés, de uniforme militar en los años 70, con su madre, la reina Isabel.

La supuesta implicación de su hijo favorito en el caso de explotación sexual de jóvenes mujeres ha sido un varapalo durísimo para la soberana. No dudó en aparecer junto a él cuando el príncipe Andrés ya se había retirado de la vida pública, algo que se interpretó como un apoyo en un momento duro para un miembro de la familia real británica defenestrado por la sociedad. Su incendiaria entrevista en la BBC ya terminó de ponerle en la diana.

Sin embargo, unos días después, el Sunday Times ha desvelado que Isabel de Inglaterra no ha sido tan benévola y ha cancelado la fiesta por todo lo alto que preparaba su primogénito el próximo 19 de febrero. Se esperaba la asistencia de organizaciones benéficas y de altos cargos y, finalmente, sólo se celebrará una cena con la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios