Pasarela

El verano de 'Carbonillas' y 'Pikira'

  • Mientras la mayoría de los mortales se conforma con una semanita en la costa, ellos disfrutan de sus vacaciones a bordo de un avión y dando la vuelta al mundo.

Sara Carbonero e Íker Casillas, por un lado, y Shakira y Gerard Piqué, por otro, se han convertido este verano en Willy Fog. Es lo que tiene ser dos de las parejas más mediáticas de este país y embolsarse unos cuantos miles de euros gracias a sus exitosas carreras profesionales y trabajos para distintas marcas publicitarias, que cuando llega el veranito se pueden pegar las vacaciones de su vida. Un merecido descanso después de un largo curso, en el que de paso han hecho aún más fuerte su amor. Y es que si los primeros consolidan su relación día a día y desmienten los rumores de crisis subiendo fotos a Facebook de su tour por el globo terráqueo, los segundos saborean las mieles de los primeros meses de noviazgo. Una temporada estival que no se basa en las típicas jornadas de playa, un refrigerio en el chiringuito o un paseo al anochecer a orillas del mar, como el 90% de los mortales. Ellos prefieren ir de aeropuerto en aeropuerto y cruzar el charco así como el que va al supermercado. Toda una competición ya que si Carbonillas han viajado desde Brasil hasta China pasando por Chile, Nueva York y Navalacruz, entre otros destinos, los ya conocidos como Pikira han paseado su amor por los rincones más exclusivos de Italia, Grecia, Jerusalén o el Caribe, por señalar sólo algunos.

Las vacaciones de Sara e Íker ya son famosas mundialmente; los tortolitos ya sorprendieron a todos con un recorrido envidiable por la Costa Oeste de Estados Unidos el pasado verano. Un piscolabis para lo que han vivido en este 2011. Los novios de España abrieron boca viajando a Sudáfrica para rememorar televisivamente el momento más álgido de su relación, cuando La Roja se hacía con el título del Mundial y se fundían en un apasionado beso con el planeta entero como espectador de excepción. Tras visitar los lugares más emblemáticos del país y conocer su gastronomía, ambos regresaron a España para continuar con sus días de descanso. Un viaje que los ha llevado por cuatro continentes, y que más tarde los puso rumbo a América Latina para visitar México -donde viajó primero el guardameta por compromisos profesionales- Chile y Brasil, donde fueron captados por un fotógrafo en una playa paradisíaca. Una imagen que deja patente la buena salud de la que goza su relación y que quisieron compartir con sus seguidores a través de las redes sociales. Después, exprimieron al máximo la Quinta Avenida de Nueva York, donde hicieron diversas compras, y hasta fueron los anfitriones de una barbacoa entre amigos en Navalacruz (Ávila), el pueblo de Casillas. Por último, y por si fuera poco, han disfrutado de un tour por el continente asiático. Sara e Iker viajaron a Pekín, donde él ha participado en varios actos en nombre de su fundación, y han aprovechado para visitar los rincones típicos de China.

La waka-pareja, por su parte, no tiene nada que envidiar a los anteriores. Durante sus largas e intensas vacaciones han pasado por París, Italia o Grecia, donde han protagonizado escenas íntimas, hasta el punto de empalagosas, a bordo de un lujoso yate. También han recorrido Jerusalén, donde han rezado en el Muro de las Lamentaciones, y han terminado cruzando el charco rumbo al Caribe. La cantante y el futbolista han disfrutado de unos días a tutiplén de relax y lujo en la fabulosa isla de Anguilla y, después, en Riviera Maya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios