Delito de odio en la red

El fiscal pide la absolución del rapero Hasel por desear que se estrelle el avión del Betis

  • La Fiscalía no aprecia delito de odio en los tuits que publicó el rapero tras el apoyo de la plantilla del club verdiblanco al jugador ucraniano Roman Zozulya, al que acusaba de nazi

  • El Real Betis ejerce la acusación particular contra el polémico músico, que será juzgado en Sevilla

El rapero Pablo Hasel. El rapero Pablo Hasel.

El rapero Pablo Hasel. / D. S.

La Fiscalía de Sevilla ha pedido la absolución del rapero catalán Pablo Hasel, en relación con los tuits que publicó en febrero de 2017 en los que deseaba que se estrellara el avión del Real Betis, después de que la plantilla de jugadores del club verdiblanco mostrara su apoyo al jugador ucraniano Roman Zozulya, al que acusaba de nazi.

En su escrito de conclusiones provisionales, al que ha tenido acceso este periódico, la Fiscalía señala que el músico Pablo Rivadulla Duró, más conocido como Pablo Hasel, publicó en febrero de 2017 una serie de tuits en la red social twitter que "ofendieron gravemente a la institución Real Betis Balompié S.A.D.", con ocasión de un conflicto surgido con el jugador ucraniano Roman Zozulya, que la entidad verdiblanca había cedido al Rayo Vallecano.

En concreto, el jugador recibió el apoyo de la plantilla después de que lo acusara de nazi, por lo que el propio Zozulya tuvo que salir al paso para negar las acusaciones y asegurar que sólo ayudaba a su país.

Hasel publicó varios tuits, entre ellos el siguiente: "A la plantilla del Betis que defiende al nazi, si no fuera porque también morirían pilotos y azafatas, les desearía que su avión se estrellara".

Uno de los tuits publicados por Hasel en su cuenta de twitter. Uno de los tuits publicados por Hasel en su cuenta de twitter.

Uno de los tuits publicados por Hasel en su cuenta de twitter.

 "Basura de jugadores del Betis hablando de linchamiento contra el jugador nazi, linchamiento es lo que hacen los nazis".

El club verdiblanco reaccionó anunciando que se querellaría contra el rapero, lo que motivó otro de los tuits del acusado: "En un estado verdaderamente democrático la querella sería contra el Betis por defender a un nazi habiendo pruebas incontables de que lo es". Y este otro: "@realbetis las víctimas de los nazis ucranianos no pueden querellarse porque ya están muertas. Adelante, no me sacaréis nada, no tengo un euro". "Las bombas de los amigos del jugador nazi, a los que financia y promociona, hacen esto, apología del terrorismo es defenderlos".

La Fiscalía de Sevilla, que cuenta con una sección especializada en los delitos de odio, considera que estos tuits no son constitutivos de delito alguno, por lo que reclama la absolución del rapero.

Por su parte, el juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla dictó el 21 de mayo de 2018 un auto en el que procesaba al rapero Hasel, al estimar que los hechos pueden constituir un delito de odio del artículo 510 del Código Penal, que contempla penas de entre uno y cuatro años de cárcel y multa de seis a doce meses a quienes "públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad".

Aunque la Fiscalía pide la absolución del rapero, éste será enjuiciado en los próximos meses en un juzgado de lo Penal de Sevilla, dado que la acusación particular que ejerce el Real Betis sí que ha presentado cargos contra el músico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios