El misterio de Los Galindos

La Junta no tiene el sumario perdido del crimen de Los Galindos

  • La mudanza de 2014, supervisada por la secretaria judicial, no incluía el sumario de Los Galindos

  • No está traspapelado: el sumario nunca llegó al Archivo Judicial central

Documentos apilados en el juzgado de Marchena Documentos apilados en el juzgado de Marchena

Documentos apilados en el juzgado de Marchena

Comentarios 10

La Junta de Andalucía asegura que el sumario 20/1975 del  juzgado de Marchena, que investigó el quíntuple crimen del cortijo de Los Galindos, no llegó nunca a sus archivos centrales dentro de las 1.045 cajas trasladadas en 2014 como consecuencia del derrumbe de un techo en la sede judicial.

La desaparición del sumario ha vuelto a estar de actualidad al cumplirse el pasado 22 de julio el 43 aniversario de los cinco crímenes cometidos en ese cortijo de Paradas. Entonces el alcalde de la localidad, Rafael Cobano (IU), reiteró su petición de que los 1.300 folios de la instrucción judicial sean localizados y queden en el Archivo Municipal a disposición de estudiosos e historiadores.

El misterio rodea los crímenes sin resolver y ahora rodea también al sumario, puesto que la consejería de Justicia ha revisado una a una las 1.045 cajas y 109 legajos que sacó en agosto de 2014 del juzgado de Marchena y ninguna de ellas corresponde al crimen de Los Galindos.

Fuentes de la consejería de Justicia andaluza informan a este periódico de que, tras el derrumbe del techo en el cuarto que se usaba como archivo, fueron varios los funcionarios que se desplazaron a Marchena y colaboraron en el traslado de la documentación al Archivo Judicial Territorial de  Sevilla capital.

Los documentos eran antiguos y muchos habían quedado en “un estado lamentable”. 

“Se trabajó con urgencia pero con rigor y se documentó todo lo trasladado”, precisan las fuentes: Un acta de 4 de agosto de 2014 contiene un listado de las 1.045 cajas transferidas y su correspondiente asunto. Los legajos fueron etiquetados en presencia de la secretaria judicial del juzgado número 1 de Marchena y correspondían a asuntos tramitados entre 1929 y 1998.

De hecho el listado inicial recogía 1.049 cajas pero la secretaria judicial pidió que cuatro de ellas, con documentación civil de 1948, se quedasen en el juzgado, según consta en el acta.

Cuando en 2015 surgieron las primeras informaciones sobre la pérdida del sumario de Los Galindos, los expertos de la Junta revisaron los legajos y confirmaron que el sumario  20/1975 “no estaba en Sevilla y nunca había estado. Ningún documento certifica ese traslado”, afirman ahora desde la consejería de Justicia.

La consejería destaca que el secretario judicial es quien responde de la custodia de sus archivos y el único que puede ordenar su cambio de ubicación, en un proceso en el que la Junta de Andalucía “no puede decidir ni exigir nada”.

Tampoco con posterioridad a esa mudanza urgente de 2014 consta la entrega del sumario de Los Galindos, según Justicia.

Una parte de los legajos trasladados desde Marchena se informatizaron, al igual que se hizo en 2016 dentro de un plan para la organización y traslado de documentación de partidos judiciales ya que algunos juzgados de la provincia de Sevilla almacenaban escritos de tres siglos de antigüedad

El tratamiento de los documentos que llegan a los servicios centrales de la consejería sigue un protocolo: los que tienen valor histórico se depositan en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla, situado en la calle Almirante Apodaca. Existe una Junta de Expurgo “muy rigurosa” que decide qué documentos pueden destruirse, que suelen ser juicios de faltas, juicios rápidos y diligencias previas. 

El crimen de Los Galindos, cometido en julio de 1975, prescribió a los 20 años, por lo que desde 1995 el valor del sumario perdido es más histórico que judicial. El alcalde de Paradas emprendió hace unos años una iniciativa ante la subdelegación del Gobierno para que sea localizado y depositado en el Archivo Municipal de su localidad, de nueva creación. 

Esta lectura de lo sucedido con el sumario de Los Galindos contrasta con la publicada por este periódico en 2015. Entonces se informó que, tras el derrumbe del techo y debido a la urgencia con la que se hizo el traslado, éste se efectuó por bloques y no expediente a expediente, como debería haberse hecho. Ello, supuestamente, motivó que no se catalogaran debidamente todos los legajos. 

Entonces se pensaba que el sumario no necesariamente habría desaparecido, ya que podría encontrarse en otro bloque distinto o estar mal inventariado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios