El caso del falso "Padre Manolo"

Confirman la prisión por su “peligrosidad” al falso cura acusado de estafas

  • El juez aprecia alto riesgo de fuga y peligrosidad del investigado

El "falso cura" Manuel Tobaja. El "falso cura" Manuel Tobaja.

El "falso cura" Manuel Tobaja.

El juez de Instrucción número 4 de Sevilla ha confirmado la prisión provisional de Manuel Tobaja, el falso cura que está acusado de un rosario de presuntas estafas a través de una ONG, porque presenta un elevado riesgo de fuga y su “peligrosidad se revela sin mayor esfuerzo”.

Tobaja está encarcelado desde noviembre de 2017, denunciado junto a otras personas por una serie de estafas cometidas a la sombra de la fundación Luz del Mundo, que creó para atender a presos. Fuentes del caso cifran el total estafado en tres millones de euros mediante préstamos, créditos bancarios e hipotecas de viviendas.

El juez considera que, a la vista de los documentos aportados por los denunciantes y del testimonio de las víctimas, Tobaja “se sitúa en el centro de los contratos fraudulentos celebrados”. El delito continuado de estafa que se le imputa lleva aparejada “una importante penalidad”, dice el juez, lo que justificaría su intento de fuga en caso de quedar en libertad. 

A ello se une “la alarma social generada y la propia peligrosidad del detenido, que se revela sin mayor esfuerzo de su conducta”. 

El falso cura, ahora sexagenario, había solicitado la libertad provisional alegando problemas cardiacos pero el magistrado recoge que sus patologías, de acuerdo con el informe del forense, no conllevan riesgo vital y son enfermedades “crónicas que requieren un tratamiento y control médico permanente, pudiendo llevarse por los servicios médicos del centro penitenciario”.

Tobaja había sido condenado por estafas bancarias en Sevilla en los años 90. Para ello aprovechaba su proximidad a las hermandades y sus conocimientos de arte sacro pues estaba considerado un especialista mundial en el imaginero Castillo Lastrucci. 

En 2000, tras ser confirmada en el Tribunal Supremo su condena de tres años de cárcel, huyó de España a Puerto Rico, donde se hizo pasar por sacerdote, llegó a celebrar bodas y comuniones y fue de nuevo condenado por apropiación indebida de fondos de las comunidades a las que servía. Allí le conocían como el Padre Manolo.

Extraditado a España en 2007, quedó libre a los pocos años y en 2011 creó la Fundación Luz del Mundo por la que ahora se enfrenta a diferentes denuncias en tres juzgados de Sevilla, aunque las causas han sido unificadas en el número 4.

El delito de estafa continuada que le imputan puede llevar aparejada una condena de hasta ocho años de cárcel, por lo que el juez cree que su permanencia en prisión es necesaria para “conjurar riesgos relevantes para el normal desarrollo del proceso”.

Junto con Tobaja están investigadas otras nueve personas, entre ellas el vicepresidente de la fundación, un abogado, dos policías y las esposas de éstos, la mayoría de los cuales se sienten también víctima del falso cura.

Según su declaración, le prestaron dinero con la promesa de que se lo devolvería gracias a los millones de euros que iba a cobrar por los derechos de autor de un libro y una película sobre su vida. Otro afectado afirma que Tobaja utilizó los datos de su DNI para pedir un crédito a su nombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios