Guillena La familia del niño fallecido en la montería pide ampliar la responsabilidad a tres personas más

  • La abogada de la familia del menor ha tomado esta decisión ante la "concatenación de errores graves"

Un coche de la Guardia Civil junto a la entrada de la finca del suceso. Un coche de la Guardia Civil junto a la entrada de la finca del suceso.

Un coche de la Guardia Civil junto a la entrada de la finca del suceso. / Víctor Rodríguez

Comentarios 2

La representación legal de la familia del menor de edad fallecido por un disparo en una montería de caza celebrada el pasado mes de enero en la finca La Lapa del municipio sevillano de Guillena ha solicitado al juez del Juzgado de Instrucción número 16, Juan Gutiérrez, que amplíe la responsabilidad durante el desarrollo de la investigación al organizador de la montería, al postor (el encargado de asignar los puestos de caza), y al titular del puesto de caza en el que se encontraba el tirador.

La letrada de la familia, Rosario Serrano, ha señalado que ante "la gravedad del hecho, que es la muerte de un niño de cuatro años" que ha sido generada "por una concatenación de errores graves", unido a que varios testigos "han confirmado que el pequeño siempre estuvo correctamente situado", cabe pedir la ampliación de la responsabilidad al organizador de la montería, al postor y al titular de puesto de caza.

Con respecto a esta causa, este viernes se ha celebrado una nueva sesión en el Juzgado de Instrucción número 16, en el que han declarado otros cinco testigos presenciales entre los que se encontraba el guarda del coto quien en su testificación ha asegurado que el pequeño "no se movió de su sitio en todo momento" en el puesto de caza '2' y que el tirador, que acompañaba al titular del puesto de caza '1' -el único que estaba autorizado a disparar en el puesto-, "disparó en sentido contrario al autorizado".

En la anterior sesión de instrucción, celebrada el pasado día 15, declararon los rehaleros quienes aseguraron que el investigado se encontraba fuera de su puesto "a una distancia de 15 o 30 metros" y, pese a las advertencias de estos rehaleros, "éste hizo caso omiso", así como que siempre vieron al menor "correctamente" sentado en el puesto de caza '2' en el que estaba junto a su padre y su abuelo.

Esa misma jornada, también declararon el organizador de la montería y el postor quienes aseguraron que las medidas de seguridad de la montería eran las "adecuadas" y que no había obligación a informar de las normas de la montería al investigado porque era un mero acompañante y no un titular de un puesto de caza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios