Actualidad

La hermana del parricida de Pedrera pide la cadena perpetua para su hermano

  • La defensa solicita la libre absolución para el acusado, que tiene un 68 % de discapcidad reconocida por enfermedad mental y una "inteligencia límite"

Juicio con jurado al acusado de matar a su padre en Pedrera Juicio con jurado al acusado de matar a su padre en Pedrera

Juicio con jurado al acusado de matar a su padre en Pedrera / Belén Vargas

El acusado de matar a su padre en junio de 2018 en Pedrera se enfrenta a una petición de prisión permanente revisable por parte de la acusación particular, que representa a su hermana, y de 18 años de cárcel por parte de la fiscal. Asimismo, el ministerio público reclama 11.000 euros de indemnización y el letrado de la hija del fallecido, 300.000 euros.

La primera sesión de este juicio con jurado que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Sevilla ha comenzado con la declaración de Juan A. A., el acusado, que aseguró no recordar nada del día de los hechos, ni siquiera que su padre está muerto. Sin embargo, a preguntas de la defensa, que solicita la libre absolución, aseguró que sí recordaba cómo su padre le había maltratado físicamente y "de palabra".

Una versión totalmente opuesta a la del agente de la Guardia Civil que comenzó la investigación del caso quien declaró ante el tribunal que la misma tarde en la que hallaron el cadáver, el acusado se autoinculpó cuando le toco el turno de tomarle declaración. Ante la falta de memoria del Juan A. A., el ministerio público solicitó que se aportara su testimonio durante la fase de instrucción.

La fiscal explicó a los miembros del Jurado que durante el juicio intentará demostrar que el acusado mató a su padre "aprovechando las escasas opciones de defensa que tenía la víctima", que tenía movilidad reducida, y que el acusado era consciente de lo que hacía cuando mató a su padre.

La actitud del acusado cuando los agentes de la Guardia Civil acudieron al domicilio fue una de las cosas que llamó la atención a uno de ellos. "Cuando llegamos se fue de la casa. Era como si no fuera con él.Tenía una actitud extraña". Sin embargo, otro de los agentes dijo que  la conversación mantenida con el acusado fue "coherente", algo que fue corroborado por el guardia civil que tomó la primera declaración al acusado, que declaró que realizó "un relato lógico de los hechos" la misma tarde en que se encontro al cadáver.

Según el testimonio de los guardias civiles, el nieto de la víctima avisó a los servicios médicos cuando se encontró a su tío que le dijo que el abuelo "estaba frío".

Uno de los agentes explicó que a ellos les avisó el servicio médico porque sospechaban que la muerte del anciano no era natural. "Tenía sangre en el oido izquierdo y un hematoma en la barbilla".

Según el relato de la Fiscalía, sobre las 21:40 del día 15 de junio de 2018, el acusado se encontraba viendo un partido de fútbol en un bar ubicado frente a su domicilio, momento en el que fue requerido por su padre para que acudiese en su ayuda "al ser una persona dependiente dada su escasa movilidad derivada de las diferentes enfermedades que padecía”. El Ministerio Público indica que, al llegar a la vivienda, se originó entre ambos una discusión "dada la insistencia de la víctima para que su hijo lo atendiese", y en el marco de dicha discusión el investigado, "con ánimo de acabar con la vida de su padre, y aprovechando la escasa movilidad de éste y sus reducidas posibilidades de defensa, colocó sus dos manos en el cuello, apretando con fuerza, taponando igualmente las salidas de aire de la boca y la nariz hasta que la víctima dejó de respirar y tener pulso".

Finalmente, la víctima, que era viudo y tenía dos hijos aunque únicamente convivía con el encausado, falleció como consecuencia de una asfixia mecánica por estrangulación a mano y sofocación.Según indica la Fiscalía, el acusado, que se encuentra en situación de prisión provisional por esta causa desde el 18 de junio de 2018, presenta una esquizofrenia paranoide con inteligencia límite, así como rasgos anómalos de personalidad, presentando sus capacidades intelictivas y volitivas una merma moderada-importante, aunque no en el momento de ocurrir los hechos según el ministerio público, puesto que entonces se encontraba correctamente medicado. El acusado está en prisión preventiva desde julio de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios