Instituciones Penitenciarias

Un interno del hospital Psiquiátrico Penitenciario prende fuego a su celda

  • La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) denuncia que carecen de medios necesarios para este tipo de altercados.

El hospital psiquiátrico penitenciario de Sevilla El hospital psiquiátrico penitenciario de Sevilla

El hospital psiquiátrico penitenciario de Sevilla / Diario de Sevilla

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), sindicato exclusivo en el ámbito penitenciario, ha informando de que un interno de este centro incendió ayer una celda en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, ubicado en la prisión de Sevilla-I, lo que puso en riesgo tanto la integridad física del interno como de los propios funcionarios de prisiones, advierte este sindicato.

El incidente tuvo lugar sobre la una de la madrugada, cuando el interno identificado como M. A. D., colocó el colchón de su celda en la puerta de la celda y posteriormente le prendió fuego, iniciándose un gran incendio y humareda. Los funcionarios procedieron a la apertura de la celda, cayendo el colchón sobre los funcionarios que acceden a la celda con medios insuficientes, ya que las "linternas no emitían luz suficiente y de las mangueras sólo salía un hilo de agua, por la falta de presión, insuficiente para apagar el fuego; las máscaras anti-humo no disponían de filtro, por lo que se inhaló gran cantidad de humo por los funcionarios intervinientes".

Además, "la carencia de extractores de humo (aunque sí disponen de aire acondicionado) en el departamento, complicó aún más la situación" y todo ello después de que, en un primer momento, el interno se negara a salir de la celda. Sin embargo, "gracias a la rápida intervención de los funcionarios de servicio en el departamento y al resto de funcionarios del centro, con su gran profesionalidad, se salvó al interno aunque éste ha provocado grandes desperfectos en su celda y galería".

La APFP asegura que este incidente puso en peligro tanto la integridad física del interno como la de los funcionarios, "quienes desgraciadamente, junto a las agresiones que sufren, son incidentes habituales en el Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, sin que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ni el Ministerio de Interior pongan soluciones a la gravedad de estos hechos".

"Los funcionarios de prisiones arriesgan sus vidas a diario para salvaguardar la de los internos, careciendo de los medios necesarios, con una formación insuficiente para actuar como bomberos y una escasa cantidad de efectivos para afrontar estas situaciones en la que la vida y la muerte se resuelven en breves minutos", añade la APFP.

El sindicato explica que este tipo de sucesos son habituales en los dos únicos Psiquiátricos Penitenciarios que hay en España (Sevilla y Alicante), ya que "todos los internos son enfermos mentales y los cambios de personalidad se dan frecuentemente, es muy difícil tratar con este perfil de internos, ya que la falta de personal, de formación específica y la nefasta infraestructura de los edificios, sólo son contrarrestadas por la profesionalidad que tienen los trabajadores penitenciarios de este tipo de centro".

Por ello, considera que es necesario que se produzca de manera urgente, una reclasificación de ambos Psiquiátricos Penitenciarios, que refleje el "sobreesfuerzo, la peligrosidad y la especial dificultad que conlleva la realización de las tareas propias de nuestro trabajo en un entorno oficialmente calificado como especial, dotarlos de más personal y más formación", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios