Consejería de Salud

Despedido por no superar el periodo de prueba sin haber empezado

  • El contrato del médico preveía tres meses de prueba pero fue despedido el día de su incorporación

  • No descarta acciones penales por prevaricación

Fachada del Hospital de la Merced de Osuna Fachada del Hospital de la Merced de Osuna

Fachada del Hospital de la Merced de Osuna

Un médico del Trabajo en el Área Sanitaria de Osuna ha recurrido ante la Consejería de Salud la peculiaridad de su nombramiento y cese: tras ganar la plaza en convocatoria pública, fue cesado el mismo día en que firmó el contrato “por no superar el periodo de prueba”, que estaba establecido en tres meses.

El denunciante Félix V.R. explica a este periódico su situación: fue nombrado el 20 de marzo de 2020 médico del Trabajo del Area de Gestión Sanitaria de Osuna, el 2 de abril se presentó en la citada área y un miembro de la dirección Económico-Administrativa le comunicó que su incorporación y firma del contrato sería el 6 de abril.

Entonces renunció a la plaza que ya tenía en Extremadura, el 6 de abril se presentó en Osuna y firmó su contrato, pero unas horas después le notificaron otra resolución suscrita por el director gerente por la que se decretaba “la resolución del nombramiento, cuyo cese tiene efectos desde la finalización de la jornada del día 6 de abril de 2020 por no superación del periodo de prueba“.

En su recurso ante la Consejería de Salud, relaciona su cese con la conversación que mantuvo ese día con el responsable de la dirección Económica-Administrativa. Tras preguntarle por varias de las características del nombramiento, según el recurso, dicho responsable le comunicó verbalmente, “sin mayor explicación, que se le va a rescindir el contrato” pese a que “en ningún momento he manifestado negativa alguna ni a la firma del nombramiento ni a mi incorporación efectiva”.

Su abogado afirma que el cese “es nulo de pleno derecho” y le ha causado una “evidente indefensión, no formal ni aparente, sino real y efectiva, pues la ausencia de motivación impide conocer por qué se revoca la adjudicación del puesto de trabajo y rebatir con eficiencia de los elementos en los que se basa”.

Se iba a incorporar a “un puesto de trabajo que legítimamente había obtenido en convocatoria pública” y fue cesado “sin ninguna explicación, sin ninguna aclaración ni ninguna justificación de por qué se decide efectuar esa revocación de una adjudicación anterior sujeta, por ende, a los más elementales principios de legalidad”.

Por ello, su letrado expresa la posibilidad de ejercer además acciones penales por un presunto delito de prevaricación. Cree que “se ha producido una auténtica desviación de poder y un ejercicio completamente abusivo de la facultad de dejar sin efecto el nombramiento”.

“La realidad es que fui cesado sin tan siquiera comenzar a desempeñar las funciones a cuyo ejercicio legalmente había obtenido mi derecho. No trabajé ni un minuto” y “no he podido dejar de superar el periodo de prueba porque no he sido sometido a examen alguno en un trabajo que ni se había iniciado”.

A preguntas de este periódico, un portavoz de la Consejería de Salud indicó que “los periodos de prueba son eso, periodos de prueba, y si un profesional no lo supera, puede ser cesado”. No comentó la circunstancia de que el cese se hubiera producido el mismo día de su incorporación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios