Guillena

Los testigos aseguran que el niño muerto por un disparo en una montería no se movió del puesto

  • El cazador que acompañaba al acusado en el puesto dice que todo indica que se giró para disparar

Un coche de la Guardia Civil, junto a la entrada de la finca Las lapas, en Guillena, donde ocurrieron los hechos. Un coche de la Guardia Civil, junto a la entrada de la finca Las lapas, en Guillena, donde ocurrieron los hechos.

Un coche de la Guardia Civil, junto a la entrada de la finca Las lapas, en Guillena, donde ocurrieron los hechos. / EFE

Varios cazadores que participaron en la montería donde falleció un niño de cuatro años por un disparo han testificado ante el juez de instrucción número 16 de Sevilla. Además del titular del puesto donde estaba el acusado, declararon los dos ocupantes del puesto número 3, que tenían una clara visión del lugar en el que se encontraba el niño y afirmaron "sin ningún género de dudas" que el niño no se movió de su silla en el puesto número 2,  según la abogada de la familia del menor, Rosario Serrano.

Por otro lado, el titular del puesto donde se encontraba el acusado, "ha dejado entrever que para que el disparo fuera en la dirección del menor, el acusado debió moverse de su puesto y girarse porque el puesto donde estaba el menor fallecido, se encontraba en dirección contraria.

La abogada de la familia del menor explicó que el titular del puesto es el único que está autorizado a disparar. Los testimonios presentados ante el juzgado de Instrucción número 16 apoyan  lo que desde un principio afirman tanto la defensa como el informe de la Guardia Civil, que el pequeño en ningún momento se movió del puesto.

Las declaraciones de los testigos continuarán el viernes 15 de marzo. Esta vez será el turno de los posteros, los rehaleros y el organizador de la montería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios