Demanda médica ¿Cuánto vale un cordón umbilical?

  • Una pareja reclama 141.381 euros al SAS por perder el cordón umbilical de su hija

  • Necesario para la terapia genética del bebé, es un material “único e irremplazable"

Juan Manuel Arteaga del Estad, con el kit que entregaron a los padres

Juan Manuel Arteaga del Estad, con el kit que entregaron a los padres

Una pareja sevillana reclama 141.381 euros al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por perder el cordón umbilical de su hija, nacida en enero de 2020. Deseaban conservarlo junto con sus células madre para un futuro tratamiento médico genético de la enfermedad que padece la madre, una trombofilia congénita que ha transmitido al bebé.

El abogado de los padres, Juan Manuel Arteaga del Estad, explica a este periódico que su principal problema no fue cuantificar el daño moral, que cifra en 116.780 euros, sino el valor material del cordón umbilical, que finalmente ha fijado en 24.600 euros.

Para ello, ha tenido en cuenta que ese es el precio de una terapia con células madre en caso de que los padres necesiten acudir a un banco privado de esas características.

Un cordón umbilical en casos concretos como el de esta pareja es un material “único, exclusivo e irremplazable”, afirma el letrado.

La niña nació en enero de 2020 en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y sus padres deseaban desde el primer momento conservar el cordón umbilical, se pusieron en contacto con una entidad privada que se dedica a ello y recibieron un kit para su recogida, que entregaron al equipo médico que iba a atender el parto. 

Tras el nacimiento de la niña, los sanitarios entregaron el kit al padre y éste lo envió a Madrid según el protocolo para ser conservado, pero allí descubrieron que la caja no contenía “absolutamente ninguna muestra biológica”.

El hospital, por error, destinó el cordón a sus propias investigaciones

Ante una queja del padre, el hospital reconoció que se había producido un fallo y que “el personal implicado en el manejo de las muestras las trasladó por error a un frigorífico donde se guardan las donaciones públicas y las destinadas a proyectos de investigación del hospital”.

El investigador correspondiente también se llevó las muestras del frigorífico pensando que eran para investigación, aunque al comprobar que no existía consentimiento, las retiró del proceso e intentó subsanar el error recuperando la mayor cantidad de sangre posible, pero lo desestimó pues “no se garantizaba la calidad de la muestra”, según la explicación del hospital.

Finalmente, en su respuesta, el Virgen del Rocío aseguró que el cordón umbilical no se había utilizado para ninguna otra prueba.

Según Arteaga del Estad, la pérdida del material biológico ha supuesto “la frustración definitiva de una expectativa de utilización por los hijos en caso de padecer ciertas patologías en el futuro y un daño moral derivado de la frustración de una oportunidad y de una esperanza”.

La trombofilia que parece la madre es una alteración de la coagulación de la sangre. Según un peritaje médico aportado a la causa, es una de las dolencias que pueden tener curación en breve mediante  terapias con células madre e ingeniería genética. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios