Sucesos

Un error deja libre a un conocido delincuente condenado a cuatro años

  • Estaba en prisión provisional y cuando un juzgado dictó una nueva condena de cuatro años descubrió que había sido excarcelado, y desde entonces está fugado

La prisión Sevilla-1 La prisión Sevilla-1

La prisión Sevilla-1

Un error ha posibilitado que un conocido delincuente con numerosos antecedentes y detenciones policiales, identificado como Moisés C. R., apodado el Moi o el Moisito, haya sido excarcelado de la prisión de Sevilla-I y permanezca actualmente fugado, a pesar de que había sido condenado recientemente a cuatro años de prisión por un delito de lesiones.

El juzgado de lo Penal número 13 de Sevilla, que acaba de condenar al Moi a cuatro años de cárcel, envió el pasado 13 de mayo un requerimiento a la prisión de Sevilla-I, en el que solicitaba a la dirección del centro penitenciario que informar sobre en "qué condición quedó libre" Moisés C. R., dado que él mismo se hallaba en situación de "prisión provisional comunicada y sin fianza" por esta misma causa en la que ha sido condenado a cuatro años de cárcel.

La prisión de Sevilla-I ya ha respondido al requerimiento del juzgado y, según ha informado a este periódico un portavoz de la dirección general de Instituciones Penitenciarias, el recluso estuvo cumpliendo una condena del mismo juzgado de lo Penal número 13 hasta el 29 de diciembre de 2018. En esa fecha, el juzgado autorizó su licenciamiento, aunque el Moi siguió en prisión provisional por orden de otro juzgado. Por esta segunda causa, el juzgado lo dejó libre en febrero de 2019.

El portavoz de Instituciones Penitenciarias asegura que la prisión sevillana “no ha recibido ningún mandamiento anterior o posterior procedente del juzgado de lo Penal 13“ y así se lo comunicó a la juez ayer mismo la dirección del centro.

Esta circunstancias ha permitido que el delincuente estuviera en libertad cuando el juzgado ha dictado la nueva condena de cuatro años de prisión y, según otras fuentes consultadas, permanece fugado desde entonces.

El Moi, de 28 años, está considerado un delincuente violento que cometió sus primeros delitos cuando era menor de edad y fue detenido en 2004, con sólo 14 años, por pegar fuego a la casa de una persona en la barriada del Parchís. En ese momento, se le imputaron cuatro robos con navajas, conocidas en el argot policial como sirlas, entre ellas algunas a repartidores de pizza.

En 2010 fue arrestado por entrar en un piso también en un domicilio del Parchís y matar a un perro; y en 2011 por agredir en la avenida de las Razas a un joven que iba a montarse en su coche y al que le robó diversos objetos personales. Cuenta por tanto con numerosos antecedentes, también por lesiones y por agredir a ancianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios