Estepa

El clan de Los Chorizos, condenado a 4,5 años por tráfico de drogas

  • Les incautaron, entre otros, 174 gramos de droga disuelta en un cubo de agua

Una pintada durante las movilizaciones vecinales contra el clan Una pintada durante las movilizaciones vecinales contra el clan

Una pintada durante las movilizaciones vecinales contra el clan

La Audiencia de Sevilla ha condenado a cuatro años y medio de cárcel a la matriarca del clan de Los Chorizos de Estepa y a dos de sus hijos por la venta al menudeo de drogas en una parcela donde, además, defraudaron 2.458 euros a Endesa mediante un enganche ilegal de luz. La sentencia de la Sección Primera, facilitada a este periódico por el TSJA, recuerda  que la Guardia Ciil inició la investigación ante las numerosas quejas vecinales sobre las actividades ilegales que se desarrollaban en el domicilio de los acusados.

La matriarca del clan, Consuelo J. R., acumula dos  sentencias recientes por tráfico de drogas, recuerda el fallo: una de 2017 a un año y tres  meses de prisión, y otra de 2019 a un año y seis meses de cárcel, por lo que le aplica la agravante de reincidencia.

En esa última causa su hijo José Maria T. J. fue también condenado por tráfico de drogas a un año y seis meses. Ahora, Consuelo es condenada a cuatro años y medio, la misma pena impuesta a sus hijos José María T.J. y Cristian N.J.,mientras que Antonio Manuel P.F., que hacía labores de vigilancia, es condenado a tres años como cooperador necesario.

Cristian, además, pagará por un delito de defraudación del fluido eléctrico 2.700 euros de multa y deberá indemnizar a Endesa en 2.458 euros.

Relata la sentencia que durante los meses de noviembre de 2019 a febrero de 2020 se realizó un seguimiento a través de distintas vigilancias en la puerta del inmueble, donde los agentes pudieron comprobar como las transacciones de sustancias estupefacientes a cambio de dinero eran continuas.

En febrero de 2020, el juzgado de Estepa autorizó una entrada y registro que, entre otros, encontró un cubo de agua que, debidamente filtrada, permitió recuperar 174 gramos de cocaína con un valor en el mercado de 1.475 euros. Además la Guardia Civil incautó numerosas papelinas que dieron positivo al test de drogas, un bote con 133 gramos de cannabis, con un valor en el mercado de 878 euros, recortes de bolsas de plástico utilizadas para la dosificación de la sustancias y una báscula de precisión.

El valor de mercado total de la sustancias intervenidas ascendía a 2.546 euros, recuerda la sentencia.

Los jueces rechazan la alegación de las defensas de que el auto de entrada y registro no estaba debidamente motivado y afirman que, por el contrario, detallaba de manera correcta las diversas vigilancias efectuadas y detallaba pormenorizadamente tanto los indicios como las personas que se dedicaban al narcotráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios