Robos en viviendas Nueva condena al georgiano que robaba pisos en Sevilla

  • Ahora por usar un carnet de conducir falso de Lituania

  • La sentencia le expulsa por segunda vez de España

La Policía durante una reciente operación contra la mafia georgiana La Policía durante una reciente operación contra la mafia georgiana

La Policía durante una reciente operación contra la mafia georgiana

Tornike K., recientemente condenado a dos años y medio de cárcel por robar diez pisos en Sevilla en menos de un mes, ha sido sentenciado por un nuevo delito, en este caso por usar un carnet de conducir falso de Lituania en el que había colocado su propia foto y datos personales.

La nueva condena de un año de cárcel y multa de 1.080 euros se impone a Tornike K., de 30 años, aunque bajo otro de los nombres que utilizaba, el de Alan M.

Según la sentencia del juzgado penal 10 de Madrid, a la que ha tenido acceso este periódico, Alan M. fue sorprendido en una calle de Madrid a las 3.45 horas del 19 de febrero de 2017 por una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía. Cuando le pidieron que se identificara, entregó un permiso de conducir de Lituania con apariencia de verdadero, expedido a su nombre y con su fotografía. 

Cotejado con las bases de datos de la República de Lituania, los especialistas policiales españoles “comprobaron que el permiso de conducir carecía de las medidas de seguridad que incorporan los modelos auténticos de Lituania”, indica la sentencia.

El documento había sido confeccionado bien por Alan M., bien por una segunda persona a la que había facilitado sus datos de filiación y su fotografía, según la sentencia que se alcanzó con la conformidad del procesado.

Al igual que ocurrió con la condena emitida en julio pasado por robar pisos en Sevilla, en esta ocasión la juez también expulsa a Tornike de España ya que “el acusado no ha aportado documentación alguna que le permita permanecer en España y tampoco consta la existencia de razón alguna que justifique su permanencia en nuestro país”.

Tiene dos órdenes de expulsión pero ninguna puede cumplirse

Las dos órdenes de deportación no pueden cumplirse porque Tornike y sus tres  compatriotas condenados por el robo de pisos deben ser juzgados por otro asalto a una vivienda de Sevilla. Se cometió en el mismo mes de julio de 2018 que los otros diez robos pero se tramitó aparte porque la dueña de las joyas sustraídas no pudo acudir a la Policía a identificarlas hasta varios meses después.

Este último robo sigue en fase de instrucción el el juzgado número 20, que resolvió contra la expulsión de España de los georgianos y prorrogó la causa como compleja hasta mayo de 2020, a la espera de la valoración pericial de las alhajas.

La condena por el carnet de conducir falso incluye la expulsión de España y la prohibición de entrada durante cinco años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios