Marchena

Condenado por contratar ilegalmente a 32 rumanos

  • Trabajaban en la recogida de la aceituna en Marchena sin  alta en la Seguridad Social

Aceitunas en un olivar Aceitunas en un olivar

Aceitunas en un olivar

Un hombre de nacionalidad rumana aceptó este miércoles un año y dos meses de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores por mantener una cuadrilla de 32 compatriotas trabajando en una finca de Marchena sin estar dados de alta en la Seguridad Social ni tener  autorización de trabajo en España.

El juicio contra Nelu T. no llegó a celebrarse en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla porque el acusado reconoció los hechos y aceptó la condena de cárcel después de que el fiscal la rebajase respecto a los cuatro años que solicitaba antes del juicio.

La condena incluye una multa de 2.100 euros y la suspensión del ingreso en prisión con la condición de que no vuelva a cometer delitos durante cuatro años.

Nelu T. era administrador único de una empresa que llevaba su propio nombre y que firmó con el dueño de una hacienda de Marchena un contrato para la recolección de aceituna a partir del 18 de octubre de 2013.

Una inspección de trabajo realizada ese mismo día descubrió que el acusado tenía trabajando a 34 personas, de las cuales 32 eran rumanas, carecían de permiso de trabajo y no estaban dadas de alta en la Seguridad Social.

El dueño de la explotación, de nacionalidad española, desconocía la existencia de estas condiciones laborales.

El ciudadano rumano había sido condenado en 2011 por la Audiencia de Sevilla a dos años de prisión por un delito de lesiones. El ingreso en prisión quedó en suspenso en julio de 2011 durante tres años con la condición de que el condenado no volviese a delinquir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios