SEMANA SANTA

La Dirección General de Tráfico ya cuenta con ocho drones para vigilar las carreteras

  • Tráfico prevé que habrá 15,5 millones de desplazamientos por carretera estos días

Así son los drones que vigilan las carreteras esta Semana Santa. Así son los drones que vigilan las carreteras esta Semana Santa.

Así son los drones que vigilan las carreteras esta Semana Santa.

Este viernes comienza el dispositivo especial de la Semana Santa desarrollado por la Dirección General de Tráfico (DGT). Para estos días, este organismo prevé 15,5 millones de desplazamientos por carretera en este 2019, un 7,4% más de movimientos que el pasado año.

Para la vigilancia de las carreteras la DGT cuenta con 9.200 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, frente a los 8.800 que hubo el año pasado; 264 vehículos camuflados de la Benemérita para vigilar el comportamiento en la carretera, sobre todo en convencionales; y cerca de 1.400 radares para controlar la velocidad: 724 fijos, 62 de tramo y 557 móviles en los vehículos de la Guardia Civil; además de 10 helicópteros y 8 drones.  Igualmente, la DGT dispone de 216 cámaras para el control del uso de cinturón pero que, dada su “fiabilidad”, también vigilarán el uso del móvil.

El dispositivo especial presentado por el director general de Tráfico, Pere Navarro, se llevará a cabo en dos fases. La primera de ellas comenzará a las 15 horas del viernes 12 de abril y finalizará a las 24 horas del domingo día 14. Para esta primera fase, Tráfico prevé 3,9 millones de desplazamientos. La segunda fase comenzará a partir del miércoles 17 de abril, excepto en la Comunidad Valenciana y Cataluña, donde comenzará al día siguiente. Esta fase finalizará a las 24 horas del 22 de abril con la operación retorno.

Siniestralidad

El año pasado perdieron la vida en las carreteras durante la Semana Santa 31 personas y otras 159 resultaron graves. Navarro confía que este 2019 las cifras de siniestralidad sean más bajas por la reducción del límite de velocidad de 100 a 90 km/h en las convencionales (medida que entró en vigor en enero) y por el aumento de la vigilancia y control.

“Poco a poco vamos a ir recuperando lo que dejamos durante los años de la crisis. A más vigilancia y control, menos accidentes”, ha justificado el despliegue de este año Pere Navarro, que además ha advertido de que, en la medida que se pueda, se irán aumentando los radares de tramo en zonas de concentración de accidentes, ya que “está más que contrastada su eficacia”.

Sobre la siniestralidad vial, ha comentado que lo que “preocupa especialmente” a la DGT son los motoristas, pues de los 31 fallecidos que hubo en Semana Santa en 2018, cinco eran usuarios de motocicleta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios