Espionaje

Skripal trabajaba para el CNI en España

  • 'The New York times' desvela que el ex espía ruso colaboraba a luchar contra el crimen organizado de su país.

Un policía británico, ante el lugar donde el ex espía Sergei Skripal y su hija Julia fueron envenenados con un agente nervioso de fabricación rusa en Salisbury. Un policía británico, ante el lugar donde el ex espía Sergei Skripal y su hija Julia fueron envenenados con un agente nervioso de fabricación rusa en Salisbury.

Un policía británico, ante el lugar donde el ex espía Sergei Skripal y su hija Julia fueron envenenados con un agente nervioso de fabricación rusa en Salisbury. / Facundo Arrizabalaga / Efe

El ex espía ruso Sergei Skripal, cuyo intento de asesinato en marzo con el agente tóxico Novichok en la localidad de Salisbury ha sido achacado a Moscú por Reino Unido, colaboraba con el CNI en España en la lucha contra el crimen organizado ruso, según ha desvelado este viernes el diario The New York Times.

Según el periódico estadounidense, que cita a un alto cargo español y al escritor Fernando Rueda, Skripal fue destinado por el GRU (la Inteligencia militar rusa) a mediados de los 1990 en Madrid, donde trabajó de forma encubierta como agregado militar de la Embajada rusa.

Precisamente, fue durante su estancia en España cuando fue reclutado por los servicios de espionaje británico, lo que desencadenó su arresto en 2004. Skripal fue liberado en 2010 en virtud de un intercambio de espías con Estados Unidos, y ese mismo año se instaló en Reino Unido.

Desde entonces, según las fuentes, Skripal viajó en varias ocasiones a España para reunirse con agentes del CNI, si bien no está claro sobre qué se habló en esos encuentros o cuándo se produjeron, ya que se trata de información clasificada.

El alto cargo español citado por el New York Times ha confirmado las visitas de Skripal sin ofrecer más detalles, pero antiguos responsables han destacado que el ex espía fue especialmente útil en la lucha contra el crimen organizado ruso en España.

"Desde el principio teníamos un gran problema", ha reconocido un jefe policial español retirado al diario. "Ignorábamos el fenómeno ruso y su crimen organizado. No sabíamos cómo operaban", ha añadido, destacando que Skripal, al igual que Alexander Litvinenko, otro antiguo espía ruso asesinado con polonio 210 en Reino Unido en 2010, "ofrecieron una idea más precisa de la realidad".

Los fiscales y la Policía han reconocido que trabajaron con Litvinenko, experto en el crimen organizado ruso que huyó a Reino Unido tras enemistarse con el presidente Vladimir Putin cuando éste todavía era director del FSB, los servicios de Inteligencia rusos.

Durante la investigación de su asesinato en 2010, el abogado de la familia reveló que trabajaba para los servicios de Inteligencia españoles y que planeaba viajar a España para entregar pruebas sobre posibles nexos entre el Kremlin y figuras del crimen organizado ruso en España antes de ser envenenado.

Skripal y su hija, Yulia, fueron encontrados inconscientes en un banco el pasado marzo en la localidad inglesa de Salisbury. El Gobierno británico acusó a Rusia de estar detrás del intento de asesinato de ambos con el agente nervioso Novichok. Sin embargo, Moscú ha negado en todo momento su implicación. Este mismo martes, los fiscales británicos presentaron cargos contra dos miembros del GRU por intento de asesinato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios