Planes Todas las actividades que podrás hacer en la Noche en Blanco y sus precios

EEUU

La masacre en Texas vuelve a poner el foco en el control de armas, atascado en el Congreso

Tiroteo en Texas: 21 muertos, 19 de ellos niños

Demócratas y republicanos dedicaron este miércoles en el Congreso de EEUU palabras al tiroteo de la víspera en un colegio de Texas, donde 19 niños y dos profesoras murieron, pero escenificaron sus diferencias abismales sobre el control de las armas de fuego, que impiden una mayor regulación.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, fue muy directo en una intervención en el pleno de la cámara sobre la necesidad de establecer controles a las armas de fuego y culpó a los republicanos de bloquear cualquier iniciativa al respecto.

Sus palabras fueron completamente ignoradas por el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien se encomendó a lamentar la pérdida de vidas en la escuela de Texas, sin vincularlo a las armas de fuego.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha reclamado en varias ocasiones al Senado que refuerce el control de las armas de fuego, pero es prácticamente imposible que cualquier iniciativa salga adelante en la cámara, ya que los demócratas tienen una mayoría tan ajustada que necesitarían convencer a al menos diez republicanos para aprobarlas.

Biden no oculta su enfado tras la última masacre en Texas

Biden: "Cuándo nos plantaremos ante el lobby de las armas

Horas antes, Biden se preguntó en un discurso a la nación cuándo su país se plantará ante el lobby de armas. "Como nación nos tenemos que preguntar cuándo, en el nombre de Dios, vamos enfrentarnos a los grupos de presión a favor de las armas, cuándo en nombre de Dios vamos a hacer lo que en el fondo sabemos que hay que hacer", dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca tras la masacre.

"Estoy cansado. Tenemos que actuar. Todos sabemos lo que hay que hacer", recalcó el presidente visiblemente afectado, enviando de nuevo un mensaje a los legisladores de su país para regular el control de armas. Se preguntó por qué los estadounidenses tienen que seguir viviendo con estas "carnicerías" y por qué éste es el único país en el que se producen matanzas de este tipo.

E insistió en la necesidad de convertir "el dolor en acción" y tener la "valentía" de enfrentarse a los grupos de presión a favor de las armas. "Por cada padre, por cada ciudadano de este país, tenemos que dejar claro a cada cargo electo de EEUU que es el momento de actuar", repitió.

Enfado en el Congreso

Notablemente enfadado, Schumer se quejó este miércoles de que "la epidemia de armas en EEUU" sea inigualable a otros países: "Ningún estadounidense está a salvo de ella y el pueblo de EEUU está cansado de eso", subrayó. "Pero también tenemos un problema, un gran problema, aquí en el Senado de EEUU, que es simple: demasiados miembros de la otra bancada están desconectados del sufrimiento de los estadounidenses", afirmó Schumer.

El dirigente demócrata acusó a los republicanos de preocuparse más de complacer a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) que de "las familias que lloran a las víctimas de la violencia con armas de fuego". Schumer apeló a la empatía de los conservadores para que actúen con el fin de establecer mayores controles sobre las armas de fuego.

Un logro de hace 30 años

Schumer recordó que hace casi 30 años el Congreso aprobó la ley Brady que prohibía las armas de asalto a nivel federal (esa norma aprobada en 1994 expiró diez años más tarde al no ser renovada por el Congreso), lo que calificó como "un gran logro legislativo".

Sin embargo, aseguró que hoy en día es casi imposible sacar cualquier regulación adelante por culpa de la NRA y de los legisladores influenciados por este grupo de presión.

El líder progresista se quejó, además, de que los republicanos dediquen "sus pensamientos y oraciones" a las víctimas de la violencia, en vez de actuar. "Hablan del villano que sufre enfermedades mentales pero no dicen nada de que somos una nación sofocada por las armas de fuego. Las tasas de salud mental son más o menos las mismas en el mundo desarrollado, EEUU no es un caso aparte", advirtió.

Los republicanos no se dan por aludidos

Poco después de Schumer habló McConnell en un discurso en el hemiciclo donde condenó el tiroteo contra la escuela Robb Elementary de Texas, sin mencionar ni responder al llamamiento de los demócratas para actuar por un mayor control de las armas de fuego.

McConnell admitió estar "escandalizado" por el tiroteo y recordó que el presunto autor, al que describió como "un joven trastornado" y como un "maníaco", intentó asesinar a su abuela, luego tuvo un accidente de coche y después entró en el colegio, donde asesinó a 19 niños y dos maestras.

"Fueron asesinados por ninguna razón aparente", indicó el dirigente conservador, quien consideró "repugnante" el mero hecho de pensar que las vidas de esos niños fueron "robadas" por una brutalidad "sin sentido".

El Congreso de EEUU lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, protegida en la Segunda Enmienda de la Constitución. Además, la NRA ha ayudado a financiar las campañas políticas de cientos de miembros del Congreso, tanto demócratas como republicanos, según la base de datos Open Secrets que gestiona el Centro para una Política Responsable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios