Elecciones en Estados Unidos

Biden roza la victoria en las elecciones de EEUU

Joe Biden y su esposa en un acto durante la noche electoral. Joe Biden y su esposa en un acto durante la noche electoral.

Joe Biden y su esposa en un acto durante la noche electoral. / EFE

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, arrebató el estado clave de Wisconsin al presidente, Donald Trump, que lo había ganado en 2016, según proyecciones de The New York Times, la emisora NPR y CNN.

Con los 10 delegados que otorga Wisconsin y los 16 de Michigan, Biden suma al menos 264 compromisarios en el Colegio Electoral, frente a los 214 que ha acumulado Trump, en su objetivo común de llegar a los 270 que dan la victoria.

Wisconsin es, después de Arizona, el segundo estado que Biden le arrebata a Trump respecto a los resultados de 2016. Además, el demócrata también le ha quitado al mandatario el segundo distrito de Nebraska, que otorga un solo delegado. Según el recuento provisional, Biden ganó en Wisconsin por un escaso margen de 20.510 votos, 49,4 % a 48,8 %, por lo que la campaña de Trump ya ha pedido un recuento.

Al ser el margen menor al 1%, Trump tiene derecho a pedir ese recuento aunque tendrá que sufragar de su bolsillo su costo de 3 millones de dólares.

Pese a que Biden se acerca con los 10 delegados de Wisconsin a la Casa Blanca, todavía tiene que ganar en al menos dos de los cinco estados clave en los que el escrutinio sigue en curso: Nevada, Georgia, Carolina del Norte y Pensilvania.

Por el momento, el ex vicepresidente lleva la delantera en Nevada, un estado que le daría la cifra exacta de 270 compromisarios necesarios para ganar las elecciones.

Nevada, no obstante, ya ha anunciado que no entregará resultados hasta este jueves, mientras que la campaña de Biden avisó que espera cantar victoria este mismo miércoles, por lo que los demócratas pueden tener sus ojos en Georgia.

Wisconsin fue uno de los tres estados del medio oeste junto a Michigan y Pensilvania que Trump ganó por sorpresa y por escaso margen en 2016 pavimentando su camino hacia la Casa Blanca. Antes, Wisconsin había votado demócrata en las anteriores siete presidenciales.

Así va el recuento

Trump (214): Alabama (9), Arkansas (6), Carolina del Sur (9), Dakota del Norte (3), Dakota del Sur (3), Florida (29), Kansas (6), Kentucky (8), Idaho (4), Indiana (11), Iowa (6) Luisiana (8), Maine-distrito 2 (1), Misisipi (6), Misuri (10), Montana (3), Nebraska-estado (2), Nebraska-distrito 1 (1), Nebraska-distrito 3 (1), Ohio (18), Oklahoma (7), Tennessee (11), Texas (38), Utah (6), Virginia Occidental (5) y Wyoming (3).

Biden (264): Arizona (11), California (55), Colorado (9), Connecticut (7), Delaware (3), Distrito de Columbia (3), Hawái (4), Illinois (20), Maine-estado (2), Maine-distrito 1 (1) Maryland (10), Massachusetts (11), Michigan (16), Minesota (10), Nebraska-distrito 2 (1), Nueva Jersey (14), Nueva York (29), Nuevo Hampshire (4), Nuevo México (5), Oregón (7), Rhode Island (4), Vermont (3), Virginia (13), Washington (12) y Wisconsin (10)

La guerra sucia de Trump 

El presidente de EEUU, Donald Trump, denunció este miércoles un "fraude" electoral sin aportar pruebas y amenazó con recurrir al Tribunal Supremo para detener el recuento de votos, mientras su rival, Joe Biden, pedía paciencia hasta tener los resultados, algo que puede llevar días.

La desafiante declaración de Trump cerró una noche electoral marcada por la incertidumbre, con el recuento aún en marcha en al menos cinco estados clave y sin que ninguno de los dos candidatos alcanzara el mínimo de 270 delegados que dan las llaves de la Casa Blanca.

"Iremos al Tribunal Supremo. Queremos que pare todo el proceso de votación", anunció Trump hacia las 2:30 de la mañana del miércoles (sobre las 7 y media españolas) desde la fiesta organizada en la Casa Blanca para unos 150 invitados.

Trump proclamó que él ya había "ganado las elecciones", algo falso puesto que la situación está muy ajustada en varios estados. Además, aseveró que se había cometido un "fraude al pueblo estadounidense" sin aportar pruebas de que se esté interfiriendo en los procedimientos legales de votación.

El mandatario tampoco aclaró cómo se habría materializado ese fraude, más allá de afirmar que la oposición estaba "tratando de quitar el derecho al voto" a sus simpatizantes, algo de lo que tampoco hay pruebas.

Previamente en Twitter ya había hablado de que los demócratas les iban a robar y no lo permitirían. En este sentido, la red social de microblogging, calificó el tuit rápidamente de pernicioso y engañoso, incluyendo una advertencia antes de entrar en el mensaje del actual presidente Trump.

Varios votantes delante de una pantalla led con la bandera de los EEUU Varios votantes delante de una pantalla led con la bandera de los EEUU

Varios votantes delante de una pantalla led con la bandera de los EEUU / EFE

La campaña de Trump ha cuestionado los procedimientos establecidos en Pensilvania, donde serán válidos los votos por correo que se reciban en los tres días posteriores a este martes, siempre que el matasellos confirme que fueron enviados dentro del plazo legal.

"Para mí, este es un momento muy triste, y ganaremos esto. En lo que me concierne, ya hemos ganado", afirmó este miércoles Trump, poco antes de dar la palabra a su vicepresidente, Mike Pence, quien le contradijo al comentar que esperaba que, una vez completado el recuento, los resultados les darían la victoria.

Biden expresa optimismo

El discurso de Trump contrastó con el que dio dos horas antes su rival demócrata, quien compareció brevemente junto a su esposa, Jill, para pedir a sus seguidores que "mantengan la fe" y esperen con paciencia los resultados.

"Como he dicho muchas veces, no es mi responsabilidad o la de Donald Trump declarar quién ganó estas elecciones, eso lo deciden los estadounidenses, pero soy optimista sobre el resultado", aseguró Biden desde Wilmington (Delaware), donde reside.

El Partido Demócrata confía en que, cuando acabe el recuento, Biden tenga en torno a 290 votos electorales, veinte más de los necesarios para proclamarse presidente de los Estados Unidos.

No obstante, la sensación que quedó en el Chase Center de Wilmington, que llevaba todo el día preparándose para acoger en un aparcamiento la posible fiesta de celebración de la victoria, tuvo un regusto amargo.

Tras menos de diez minutos de discurso de Biden, todo el mundo se marchó a casa después de esperar durante horas en sus vehículos y manteniendo la distancia social.

La campaña de Biden acusa a Trump de intentar "invalidar" votos en EEUU

La campaña del candidato demócrata, Joe Biden, acusó este miércoles a su rival, el presidente Donald Trump, de intentar "invalidar" los votos de millones de estadounidenses con sus denuncias de fraude, y aseguró que está preparada para un litigio.

"La declaración esta noche del presidente, que intenta detener el recuento de votos debidamente emitidos, fue indignante, sin precedentes e incorrecta", dijo en un comunicado la jefa de campaña de Biden, Jen O'Malley Dillon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios