Festival de Cannes Antonio Banderas, premio al mejor actor en Cannes

  • El malagueño recibe el galardón por su papel en 'Dolor y gloria' de Pedro Almodóvar, en una noche en la que triunfa 'Parasite' de Bong Joon-Ho

Antonio Banderas, tras recoger su galardón. Antonio Banderas, tras recoger su galardón.

Antonio Banderas, tras recoger su galardón. / Guillaume Horcajuelo (Efe)

España no se fue de vacío y Antonio Banderas se llevó este sábado el premio al mejor actor de la 72 edición del Festival de Cannes por su interpretación en Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar. Banderas, de 58 años, se convirtió así en el sexto actor español en conseguirlo. Subiendo casi a gatas y a cámara lenta las escaleras del escenario del Gran Teatro Lumière, señaló que le gustaría hablar en español porque recibía el reconocimiento por una película española y porque él representa al cine español.

El actor recordó los 40 años de carrera que lleva a sus espaldas y al agradecer el premio dijo hacerlo "en mi nombre y en el nombre de mi personaje". "Aunque el personaje se llama Salvador Mallo, no es ningún secreto que Salvador Mallo es Pedro Almodóvar", a quien conoció hace cuarenta años y con el que ha hecho ocho filmes. "Le respeto, le admiro, le quiero, es mi mentor, me ha dado tanto en la vida que no tengo más remedio que dedicarle este premio", dijo Banderas, que recordó que los dos han recorrido mucha vida juntos. Y también han sufrido mucho, porque "hay mucho dolor detrás del trabajo de un actor, de un artista. Pero también hay noches de gloria, como esta. Hay que celebrarlo, festejarlo y decir algo que me sale del corazón, que lo mejor está aún por venir".

Bong Jon-Ho, con su Palma de Oro. Bong Jon-Ho, con su Palma de Oro.

Bong Jon-Ho, con su Palma de Oro. / Efe

El galardón de Banderas se sumó a los conseguidos el viernes por otros dos españoles: el director gallego Oliver Laxe, Premio del Jurado en la sección Un Certain Regard por su película O que arde, y el catalán Albert Serra, Premio Especial del Jurado por Liberté. Además, el compositor español Alberto Iglesias se llevó el premio independiente Cannes Soundtrack a la mejor música original de las 21 películas de la sección oficial por su trabajo en Dolor y gloria.

"Hay mucho dolor detrás del trabajo de un artista", dijo Banderas al recoger el premio

El gran triunfador de Cannes y que hizo trizas las esperanzas puestas en Pedro Almodóvar fue el realizador coreano Bong Joon-Ho, Palma de Oro del Festival por su cinta Parasite (Gisaengchung) que le fue entregada por el presidente del jurado, el director mexicano Alejandro González Iñárritu, y por la actriz francesa Catherine Deneuve. Bong se mostró muy emocionado al recoger un premio que aseguró que no se esperaba, y se refirió a los cineastas franceses que siempre le han inspirado, Claude Chabrol y Henri-Georges Clouzot. También destacó que hacer Parasite, una comedia que torna en tragedia, fue una "aventura muy particular", que no podría haber realizado sin sus actores. El premio al surcoreano fue por unanimidad, dijo González Iñárritu.

El segundo galardón en importancia del festival, el Gran Premio del Jurado, fue para Atlantique, la ópera prima de la senegalesa Mati Diop, la primera mujer negra en competir en la sección oficial de Cannes. Un filme social, que cuenta los sueños de los jóvenes de Senegal en los años 90, de poder viajar a España, para lo que no dudan en arriesgar sus vidas en una peligrosa travesía por el Atlántico.

Antonio Banderas, con Alejandro G. iñárritu. Antonio Banderas, con Alejandro G. iñárritu.

Antonio Banderas, con Alejandro G. iñárritu. / Efe

La mejor interpretación femenina fue la de Emily Beecham por Little Joe, de Jessica Hausner, y el de guion para la francesa Céline Sciamma por Portrait de la jeune fille en feu. El Premio del Jurado fue "ex aequo" para la brasileña Bacurau, de Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles, y Les misérables, de Ladj Ly. "Esto es por Brasil", dijo al recoger el premio Mendonça Filho, a lo que Dornelles agregó que es un galardón "para todos los trabajadores de Brasil de la ciencia, la educación y la cultura". La brasileña A vida invisível de Eurídice Gusmão, de Karim Aïnouz, ganó el viernes en Una Cierta Mirada.

Por su parte Ly, al borde de las lágrimas, señaló que su filme, sobre los problemas sociales en los barrios de la periferia de París muestra que "el lugar común entre los habitantes (de esos barrios) y la Policía es la miseria". "Se lo dedico a todos los miserables de Francia", agregó. El palmarés de la sección oficial se completó con el premio a la mejor dirección para los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, por Le jeune Ahmed, un filme sobre la radicalización islamista de un niño, en el que han querido hacer "una oda a la vida, a la diferencia y a la apertura al extranjero". Hubo además una mención especial para el palestino Elia Suleiman por It Must Be Heaven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios